Anticonceptivos: la historia de la píldora

Incluido en: Anticonceptivos

La historia de la píldora anticonceptiva

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Gráfica de la historia de los anticonceptivos orales; «la píldora», desde su creación hasta la prevalencia actual.

Claves de aprendizaje

  • La píldora anticonceptiva oral es uno de los métodos anticonceptivos más populares y fiables.
  • Existen más de 20 variedades de píldora anticonceptiva, que contienen estrógeno, progesterona o ambos.
  • La píldora no protege contra las enfermedades de transmisión sexual.
  • Pueden producirse efectos secundarios no deseados relacionados con la píldora.

Este video no tiene asociado ninguna Guía de Exploración Didáctica.

Los anticonceptivos existen en formas diversas desde hace miles de años.

Desde los limones hasta la piel de cocodrilo, las parejas han empleado una gran variedad de técnicas, con distinta eficacia y base científica, para practicar el sexo y evitar los embarazos.

Actualmente, la medicina ha logrado diversos métodos más fiables entre los que elegir.

Y uno de los más frecuentes es la píldora anticonceptiva oral, cuyo uso se autorizó en 1960.

Dr Gregory Pincus 1903–1967

El médico americano Gregory Pincus desarrolló una píldora que imitaba las hormonas producidas durante el embarazo, cuando el cuerpo de la mujer evita de forma natural que vuelva a concebir.

Contenía dos hormonas sexuales femeninas, un estrógeno y un gestágeno, en niveles que evitan que la mujer libere un óvulo todos los meses y, por tanto, que se quede embarazada.

Estrógeno. Gestágeno.

Aunque inicialmente solo se dispensaba a mujeres casadas, la píldora fue un importante avance en la planificación familiar.

Pero los elevados niveles de estrógenos de esta píldora provocaban algunos posibles efectos secundarios peligrosos, como un mayor riesgo de desarrollar coágulos.

Después, a principios de los 70, se comercializó la «minipíldora».

Solo contiene una hormona, el gestágeno. Se diseñó para las mujeres con mayor riesgo de sufrir efectos secundarios, como las fumadoras y las mujeres maduras.

Con el tiempo, los efectos secundarios de la primera píldora «combinada» también se han reducido mucho, al cambiar la combinación y la dosis de hormonas.

Actualmente más de 20 tipos de píldora permiten a más de 100 millones de mujeres de todo el mundo evitar los embarazos no deseados.

Cuando se comercializó por vez primera en los años 60, la píldora parecía ser la respuesta al sexo seguro sin embarazos.

Sin embargo, los anticonceptivos orales no protegen contra las enfermedades de transmisión sexual.

Solo lo hacen los preservativos, que actúan como barrera contra los fluidos corporales.

Así que, con el riesgo de ETS y la aparición de nuevos virus como el VIH, la píldora por sí sola no es un método eficaz para el sexo seguro.


Ponte en contacto con nosotros