Avistamiento de nubes (segunda parte): las nubes bajas

Incluido en: Los sistemas meteorológicos

Nubes bajas

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

¿Cómo afectan las nubes más cercanas a la Tierra a nuestro clima? ¿Cómo se forman y qué aspecto tienen?

Claves de aprendizaje

  • La temperatura, la humedad y la presión atmosférica producen diez tipos diferentes de nubes.
  • Aquellas del nivel inferior son más densas y producen sombras y precipitaciones.
  • En este nivel encontramos cuatro tipos diferentes de nubes.
  • Algunas pueden ser violentas y generar granizo, tormentas eléctricas y tornados.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Los sistemas meteorológicos

A medida que nos acercamos a la superficie del planeta, el aspecto de las nubes cambia...

las nubes bajas

La temperatura es más elevada en las proximidades de la superficie de la Tierra, así que las nubes bajas se componen solo de vapor de agua y no de cristales de hielo, por lo que parecen más densas.

En consecuencia, las nubes bajas proyectan sombras y presentan una mayor probabilidad de generar precipitaciones, como llovizna, lluvia o nieve.

Nubes bajas Altitud baja de 0-2 km. Vapor de agua denso y hielo. Suelen generar precipitaciones

Existen cuatro tipos principales de nubes bajas.

Estratocúmulos

Los estratocúmulos son nubes grandes, redondeadas y de color gris.

Pueden generar un extenso manto de nubes, cuando el aire caliente que hay sobre ellos hace que las nubes individuales se agrupen.

Se asocian normalmente con días grises o nublados.

Sin embargo, a veces son responsables de increíbles espectáculos luminosos.

Aunque son raras las ocasiones en las que generan precipitaciones, indican con frecuencia la llegada de mal tiempo.

Estratos

Los estratos son planos y casi no presentan rasgos distintivos; con frecuencia se extienden lo suficiente como para ocultar el Sol.

Cuando se observan desde arriba parecen un «mar de nubes», y se forman a menudo como resultado del ascenso de la niebla desde la superficie de la Tierra.

Nimbostratos

Los nimbostratos se conocen más comúnmente como nubes de lluvia.

Son de color gris oscuro, los rayos del Sol no pueden atravesarlos y sus bases normalmente son difusas, lo que indica lluvia.

Las precipitaciones que originan tienden a ser constantes y prolongadas, pero no tienen por qué ser necesariamente intensas.

Cúmulos

Los cúmulos son la imagen mental que la mayoría de las personas tiene de las nubes.

Son esponjosos, blancos y flotan en el aire como bolas de algodón.

Sin embargo, estas nubes de apariencia suave pueden transformarse en algo completamente diferente...

Cuando un cúmulo se desarrolla, las corrientes de aire caliente y húmedo ascienden por su centro y hacen que la nube crezca verticalmente.

Si el aire caliente y húmedo incide significativamente sobre un cúmulo, este puede evolucionar a un cumulonimbo con forma de yunque.

Cumulonimbos

El gigante de los cielos, el cumulonimbo, puede dominar todas las alturas en el cielo...

... Y puede producir condiciones atmosféricas especialmente violentas, como por ejemplo granizo, tormentas eléctricas e incluso tornados...

Así que existen diez tipos de nubes principales, desde las delicadas nubes altas hasta las dominantes nubes bajas.

Nubes bajas Estratocúmulos, Estratos, Nimbostratos, Cúmulos.

Esta gran variedad ilustra el enorme efecto que los pequeños cambios de temperatura, de humedad y de presión atmosférica pueden tener sobre el tiempo.


Ponte en contacto con nosotros