Biomas terrestres: la taiga

Incluido en: Los biomas terrestres

Biomas terrestres: la taiga

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

La taiga es el bioma más amplio de la Tierra; se extiende desde Alaska hasta Japón. Explora la taiga, desde los árboles que crecen en condiciones heladas hasta las misteriosas criaturas que sobreviven allí.

Claves de aprendizaje

  • La taiga o bosque boreal cubre el 17 % de la superficie sólida y es el máximo ecosistema terrestre del planeta.
  • La región norte del bosque solo queda a 1.600 km del polo norte y debe resistir las condiciones árticas.
  • Las plantas y los animales se han adaptado para sobrevivir a las extremas condiciones climáticas de la taiga, ya que el suelo está habitualmente helado y el suelo no es muy fértil.
  • La taiga está amenazada por la actividad humana debido a la extracción de madera, la minería, y la producción de petróleo y gas.

Este video no tiene asociado ninguna Guía de Exploración Didáctica.

Taiga o bosque boreal

La taiga o bosque boreal se extiende por todo el hemisferio norte.

Es el mayor ecosistema terrestre del planeta. La taiga produce enormes cantidades de oxígeno que renuevan la atmósfera de todo el mundo.

500.000 km2. 17 % de la Tierra

La supervivencia aquí puede ser difícil...

A 1.600 km del polo Norte, la parte más septentrional de la taiga, dominada por coníferas, soporta condiciones árticas.

La limitada luz solar, sobre todo en invierno, supone una lucha por la luz necesaria para la fotosíntesis.

Las temperaturas de hasta 70 grados bajo cero hacen que el suelo esté habitualmente congelado.

La vegetación muerta tarda mucho en descomponerse, por lo que el suelo no es muy fértil.

Y aunque cae una media de lluvia anual de entre 380 y 500 litros por metro cuadrado, la mayor parte del agua se congela.

Clima de la taiga: temperaturas heladas, suelo infértil, poca agua descongelada, poca luz solar.

Por todo esto, en la taiga la estación de crecimiento es de solo un mes al año, y los árboles crecen poco y lentamente.

Las coníferas conservan sus acículas todo el año para poder comenzar la fotosíntesis en cuanto cambia la estación. Como el agua escasea, protegen sus acículas, que almacenan agua, cargándolas de resina.

Esto vuelve amargo su sabor y pocos animales las comen.

Pero aunque la taiga pueda parecer un silencioso mundo arbolado, cobija una sorprendente diversidad de vida animal...

El alce y el oso negro vagan entre los árboles...

El piquituerto se alimenta de piñas...

Y criaturas escurridizas, como el glotón y el lince, también viven en este duro entorno.

Partes de la taiga están amenazadas por la tala, la minería y la producción de petróleo y gas, pero algunas zonas están tan aisladas que su inmensidad no ha sido alterada... ni siquiera por el hombre.


Ponte en contacto con nosotros