Carencia de vitaminas

Incluido en: La nutrición

Carencia de vitaminas

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Cómo una investigación sobre una enfermedad de la piel en el sur de Estados Unidos reveló la auténtica importancia de una dieta sana y lo que sucede si no ingerimos suficientes vitaminas.

Claves de aprendizaje

  • La carencia de vitaminas específicas puede provocar una enfermedad grave.
  • Solo necesitamos una pequeña cantidad de vitaminas en la dieta, pero su efecto sobre la salud es enorme.
  • El Dr. Joseph Goldberger descubrió que la pelagra la provocaba la carencia de vitamina B3, no los microorganismos.
  • Actualmente, la vitamina B3 se añade a muchos alimentos procesados.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La nutrición

Aunque solo necesitamos pequeñas cantidades de vitaminas en la dieta, su efecto sobre la salud es enorme.

Sin la cantidad adecuada de una vitamina específica, podemos sufrir una enfermedad grave.

La carencia de vitamina C, presente en los cítricos, puede provocar escorbuto, con encías sangrantes y pérdida de dientes.

Una cantidad inadecuada de vitamina D puede provocar raquitismo, con escaso desarrollo óseo.

A principios del siglo XX no todo el mundo entendía que la dieta puede provocar enfermedades específicas. Pero el estudio de una enfermedad demostró lo espectaculares que pueden ser sus efectos.

Joseph Goldberger, Médico y Epidemiólogo.

En 1921, el Dr. Joseph Goldberger, un epidemiólogo que estudiaba los patrones de las enfermedades, se enfrentó a la difícil tarea de atajar el extendido mal de la pelagra, una enfermedad que devastaba el sur de Estados Unidos.

Pelagra

Los síntomas eran terribles sarpullidos cutáneos, depresión y temblores, y para muchos, suponía la muerte.

La probabilidad de sufrirla al convivir con alguien que la padeciera era del 80 %, lo que hacía sospechar que se trataba de una enfermedad infecciosa provocada por gérmenes.

Goldberger no estaba convencido. Observó que los niños que padecían pelagra en los orfanatos no se la contagiaban al personal.

Los gérmenes eran una causa improbable.

En esa época, el maíz era la base de la dieta del sur de Estados Unidos, y Goldberger creía que la enfermedad venía provocada por la falta de una dieta variada de carne, leche y verduras.

Se administró esta dieta restringida a los presos de la zona y, efectivamente, desarrollaron los mismos síntomas.

Pero la clase científica no estaba convencida. Hasta que Goldberger identificó la carencia vitamínica específica que provocaba la enfermedad.

La vitamina B3, también conocida como niacina.

Vitamina B3. Niacina.

La vitamina B3 se encuentra en las espinacas, el brécol, el hígado y los riñones.

Y, actualmente, gracias al descubrimiento de Goldberger, también se añade a muchos alimentos que se comercializan.

Al final, el Dr. Joseph Goldberger probó que existía un nexo directo entre las vitaminas y la salud.

La pelagra, que una vez afectó a 3 millones de americanos, prácticamente se ha erradicado gracias al descubrimiento de un científico y a un simple cambio en la dieta.


Ponte en contacto con nosotros