Celeridad, velocidad y aceleración

Incluido en: Las leyes del movimiento

Celeridad, velocidad y aceleración

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Descubre cómo, aunque interrelacionadas, la celeridad, la velocidad y la aceleración son medidas muy diferentes del movimiento.

Claves de aprendizaje

  • Es posible calcular la velocidad y la aceleración de un objeto en movimiento.
  • La velocidad es la distancia recorrida partida por el tiempo que se tarda en recorrerla.
  • La velocidad mide el ritmo y la dirección del cambio de posición de un objeto.
  • La aceleración mide el cambio de velocidad en un periodo de tiempo.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Las leyes del movimiento

¿Cómo medimos la velocidad?

Celeridad

La celeridad es la distancia recorrida en el tiempo.

Es una magnitud escalar.

Una magnitud escalar es, simplemente, una cantidad. Puede ser un número entero, una fracción o incluso cero.

En el caso de la celeridad, este número nos dice lo rápido que se mueve un objeto.

La celeridad se calcula dividiendo la distancia recorrida... entre el tiempo invertido... y, por ello, se mide en unidades como metros por segundo o kilómetros por hora.

Nos indica qué distancia ha recorrido un objeto en un periodo de tiempo.... por ejemplo, 30 kilómetros en una hora.

Pero no nos dice a qué distancia está el objeto del punto de partida.

Un coche puede recorrer 30 kilómetros en línea recta y detenerse a 30 kilómetros de distancia del punto de partida

...o recorrer 30 kilómetros en círculo y detenerse en el mismo punto desde el que partió.

Para conocer la dirección en la que viaja un objeto, además de su celeridad, necesitamos una magnitud diferente... la velocidad.

Velocidad

Esta velocidad es una magnitud vectorial, es decir, no solo implica una cantidad, sino también una dirección.

La velocidad mide la tasa de movimiento de un objeto y la dirección del movimiento en cada momento.

Por ello, puede ser un número positivo si, por ejemplo, un coche avanza...

...o un número negativo, lo que nos indicaría que el coche ha retrocedido.

Si el coche se detiene en el mismo punto desde el que partió, su velocidad media es cero.

La celeridad y la velocidad de un objeto pueden cambiar con el tiempo.

Aceleración

El atleta que parte de la línea de salida pasa de una velocidad cero a su velocidad máxima en pocos segundos.

Cuando un objeto cambia de velocidad decimos que se ha acelerado.

La aceleración mide el cambio de velocidad en un periodo de tiempo.

Si la velocidad se mide en metros por segundo y el tiempo en segundos, la aceleración se mide en metros por segundo en cada segundo... o en metros por segundo al cuadrado.

Celeridad: distancia recorrida en el tiempo. Velocidad: desplazamiento final x tiempo empleado. Aceleración: cambio de velocidad x unidad de tiempo.

Si medimos de forma precisa la distancia recorrida desde el punto de partida y el tiempo, podemos calcular la velocidad y la aceleración de cualquier objeto en movimiento.


Ponte en contacto con nosotros