Cómo mantenemos el equilibrio (primera parte)

Incluido en: Equilibrio

El oído y el equilibrio

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Puede llevarnos años conseguir que los miembros y el cerebro colaboren con la precisión necesaria para mantener un equilibrio adecuado. ¿Cómo participan los oídos para ayudarnos a afrontar este increíble reto?

Claves de aprendizaje

  • Nuestro sentido del equilibrio se aprende durante muchos años.
  • En nuestro oído interno existen tres órganos del equilibrio especializados que se denominan canales semicirculares.
  • Los canales semicirculares emplean unos tubos llenos de líquido para controlar el movimiento.
  • Los canales semicirculares se orientan en tres direcciones distintas, lo que nos permite sentir el movimiento en tres dimensiones.

Este video no tiene asociado ninguna Guía de Exploración Didáctica.

Nos ayuda a estar de pie, y a movernos, y nos dice dónde esta el cielo y dónde está el suelo.

El sentido del equilibrio.

Parece que nos encanta ponerlo a prueba, pero lo cierto es que el mero hecho de caminar erguidos ya es un desafío increíble.

Al nacer no tenemos la habilidad de mantener el equilibrio vertical, tenemos que aprender a través de ensayo y error.

El equilibrio debe aprenderse

Nos lleva años que los miembros y el cerebro colaboren con la suficiente rapidez como para que todo sea fluido.

¿Cómo funciona nuestro sentido del olfato?

Tenemos un conjunto de órganos en el oído interno que están especializados en el equilibrio: tres tubitos circulares denominados conductos semicirculares.

Conductos semicirculares

Con el líquido que contienen, estas maravillas de la ingeniería controlan todos los movimientos de la cabeza.

No importa si andas hacia adelante, giras, o si paras en seco...

El líquido de los tubos se agita.

Esto hace que las células ciliadas microscópicas se doblen, lo que envía señales nerviosas al cerebro.

Los receptores del equilibrio son pelillos diminutos

Los tubos están colocados en tres direcciones distintas; así podemos sentir el movimiento en tres dimensiones.

Arriba y abajo. De izquierda a derecha. Inclinación lateral

Pero nuestro sentido del equilibrio no está solo en los oídos.


Ponte en contacto con nosotros