Conceptos alimentarios básicos: las grasas

Incluido en: Conceptos alimentarios básicos

Las grasas

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Las grasas tienen muy mala fama, pero, en su justa medida, son una parte esencial de nuestra dieta. ¿Cuáles son las grasas que hay que evitar tomar y por qué?

Claves de aprendizaje

  • Las grasas son una parte importante de nuestra dieta.
  • Existen dos tipos distintos de grasas.
  • Las grasas saturadas, normalmente de origen animal.
  • Las grasas insaturadas presentes en el pescado y los aceites vegetales.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Conceptos alimentarios básicos

Son una parte esencial de nuestra dieta, y no podríamos sobrevivir sin ellas, pero, en exceso, pueden matarnos.

Las grasas.

A pesar de su mala reputación, las grasas son una parte importante de nuestra dieta.

La grasa debería representar un 30 % de la dieta

Función

Cumplen cuatro funciones principales:

Almacenan energía.

Aíslan del frío.

Forman las membranas celulares.

Y disuelven y transportan ciertas vitaminas.

Pero algunos tipos de grasa son mejores para nosotros que otros.

Y las diferencias cruciales son el resultado de su estructura química.

Pero ¿de qué están hechas exactamente las grasas?

Estructura

Contienen únicamente tres elementos: carbono, hidrógeno y oxígeno, dispuestos en una molécula de aspecto característico con tres «patas» largas.

Carbono. Hidrógeno. Oxígeno.

Estas tres «patas» son ácidos grasos, largas cadenas de átomos de carbono e hidrógeno con átomos de oxígeno en un solo extremo.

Están unidas por uno de sus átomos de oxígeno a una corta cadena de tres átomos de carbono.

Los enlaces químicos en las cadenas largas son los que determinan las propiedades de la grasa.

Grasas saturadas

Las grasas saturadas, normalmente de fuentes animales tales como la carne y los lácteos, no tienen enlaces dobles entre los átomos de carbono que hay en sus cadenas.

Esto significa que no tienen capacidad para unirse a otros átomos, por lo que están llenas, o saturadas.

Las moléculas de grasa saturada: solo tienen enlaces covalentes simples (C-C).

Las cadenas en las moléculas de grasa colindantes se pueden compactar mucho, por lo que las grasas saturadas son, en general, sólidas a temperatura ambiente.

Grasas insaturadas

Por el contrario, las grasas insaturadas tienen al menos un doble enlace entre los átomos de carbono de sus cadenas.

Las moléculas de grasa insaturada: tienen algunos enlaces covalentes dobles (C=C).

Las grasas con un solo enlace doble son monoinsaturadas, y las que tienen más de un doble enlace, poliinsaturadas.

Las fuentes de origen vegetal, como los aceites de oliva y de girasol y el aceite de pescado, son ricas en grasas insaturadas.

Los enlaces dobles se traducen en la formación de «dobleces» en las cadenas que impiden que las moléculas se compacten tanto; por ello, las grasas insaturadas tienden a ser líquidas a temperatura ambiente.

Las grasas saturadas, principalmente de origen animal, son las que pueden elevar los niveles de colesterol y obstruir las arterias, lo que da lugar a infartos y enfermedades coronarias.

Por ello, la ingestión de grasas procedentes en su mayoría de vegetales y pescados nos puede ayudar a mantener una buena salud.


Ponte en contacto con nosotros