Conceptos alimentarios básicos: los carbohidratos

Incluido en: Conceptos alimentarios básicos

Los carbohidratos

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

El cuerpo humano utiliza una gran variedad de carbohidratos de distintas maneras. Desde el azúcar hasta la fructosa, pasando por el almidón y la celulosa, todos los hidratos de carbono están formados por tres sencillos elementos.

Claves de aprendizaje

  • Los carbohidratos son la fuente de energía más importante para nuestros cuerpos.
  • Nuestro sistema digestivo los convierte en glucosa, azúcar que pasa a la sangre.
  • Existen carbohidratos simples procedentes de la fruta, las verduras y los lácteos.
  • También hay carbohidratos complejos procedentes del pan integral, las verduras con alto contenido en almidón y los cereales.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Conceptos alimentarios básicos

los carbohidratos

Los ingerimos cuando comemos alimentos ricos en almidones como patatas, pasta y arroz, y ricos en azúcar, como mermelada y dulces.

Nos aportan energía y todos son de origen vegetal.

Son los carbohidratos, uno de los componentes principales de nuestra dieta.

Los carbohidratos deberían ser el 60 % de la dieta

Estructura

Todos los carbohidratos están formados por tan solo tres elementos: carbono, hidrógeno y oxígeno.

Carbono. Hidrógeno. Oxígeno.

Estos átomos se combinan de distintas maneras para formar dos tipos principales de molécula: azúcares cortos y sencillos, y carbohidratos mucho más largos y complejos, como el almidón.

Azúcares

El azúcar más simple es la glucosa, una única molécula que contiene 24 átomos: 6 de carbono, 6 de oxígeno y 12 de hidrógeno.

Glucosa (C6H12O6)

Fructosa (C6H12O6)

Si se recolocan los 24 átomos de la glucosa, se obtiene la fructosa, que le da a la miel su dulce sabor.

Estas moléculas individuales pueden unirse para formar otros azúcares: glucosa más fructosa da sacarosa; el azúcar blanco.

glucosa + fructosa = sacarosa (C12H22O11)

Pero la glucosa también puede unirse consigo misma para crear cadenas mucho más largas formadas por miles de moléculas. Estos polímeros son los carbohidratos.

La manera en que se enlazan los monómeros de glucosa determina las propiedades del complejo carbohidrato resultante.

Las cadenas rectas pueden formar celulosa, que es rígida y sirve de estructura a las plantas.

Mientas que en el almidón, las cadenas pueden retorcerse y empaquetar mucha glucosa en un espacio pequeño, por lo que es una buena fuente de energía.

Polímeros de la glucosa: Celulosa: paredes celulares vegetales. Almidón: almacena energía en plantas. Glucógeno: almacena energía en animales.

Durante la digestión, las enzimas de la saliva y del intestino delgado rompen las largas moléculas de almidón y obtienen glucosa.

Y la glucosa entra en el flujo sanguíneo.

Esta descomposición continua del almidón significa que libera su energía más lentamente que los alimentos azucarados.

Glucosa: Molécula sencilla de azúcar. Rápida liberación de energía.

Almidón: Polímero complejo de la glucosa. Liberación de energía más lenta

Los azúcares pequeños pueden ser absorbidos directamente por las paredes del intestino y pasar a la sangre, lo que da lugar a una liberación inmediata de energía.

Pero la liberación más lenta de la glucosa procedente del almidón mantiene unos niveles de azúcar en la sangre más constantes, por lo que el almidón debería ser la mayor fuente de carbohidratos en nuestra dieta.


Ponte en contacto con nosotros