Defensa inmune (primera parte)

Incluido en: La defensa inmune

El sistema inmunológico

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

El organismo sufre ataques constantes de virus y bacterias, pero contamos con un complejo sistema de defensa que elimina los invasores extraños: el sistema inmunológico. ¿Qué es y cómo funciona?

Claves de aprendizaje

  • Bacterias y virus atacan nuestro organismo constantemente.
  • Nuestro sistema inmunológico nos defiende.
  • Barreras físicas como la piel, el pelo, el moco y las lágrimas.
  • Sus principales elementos son los glóbulos blancos llamados fagocitos y linfocitos.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La defensa inmune

El cuerpo sufre ataques constantes.

Estamos rodeados de microorganismos, como las bacterias y los virus.

Aunque son demasiado pequeños para verlos, estos patógenos pueden invadirnos, dañar nuestras células y enfermarnos.

Pero tenemos un complejo sistema de defensa que busca y destruye a los invasores extraños...

... el sistema inmunitario.

Utiliza tres líneas de defensa.

Primero, las barreras físicas.

La piel, los pelillos, el moco y las lágrimas evitan que penetren objetos extraños.

Barreras físicas: Piel, Pelillos, Moco, Lágrimas.

La segunda línea de defensa es cerrar las heridas rápidamente.

Las plaquetas y la fibrina de la sangre taponan la zona de la herida con una costra a toda velocidad.

Costras formadas por: Plaquetas. Fibrina.

Y los glóbulos blancos ingieren y digieren las bacterias.

Estos glóbulos blancos se llaman fagocitos.

Fagocitos

Buscan y se tragan las células extrañas.

Pero hay otro tipo de glóbulo blanco que lanza una respuesta más compleja.

Linfocitos.

Los linfocitos forman la tercera línea de defensa.

Los linfocitos reconocen invasores específicos, los destruyen y lo más importante: los recuerdan por si vuelven a atacar.

Los dos tipos de glóbulos blancos, fagocitos y linfocitos, son las piezas clave del sistema inmunitario.

Fagocitos. Linfocitos.

Son el ejército defensor contra las infecciones.


Ponte en contacto con nosotros