Dientes sanos

Incluido en: La salud y enfermedad

Dientes sanos

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Los dientes son muy resistentes, pero sin los cuidados adecuados, se dañan fácilmente. Aprende a evitar la caries con algunos pasos sencillos.

Claves de aprendizaje

  • La proliferación de placa dental provoca caries y gingivitis.
  • El zumo de fruta y las bebidas carbonatadas son ácidas y provocan la disolución del esmalte.
  • El agua pura y la leche son las únicas bebidas que no dañan los dientes.
  • Para prevenir la caries y la gingivitis debemos cepillarnos al menos dos veces al día y evitar los alimentos azucarados.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La salud y enfermedad

Cuando tomamos alimentos azucarados, las bacterias se multiplican en los dientes.

Forman un recubrimiento pegajoso o placa, que aparece aquí teñida de amarillo, aunque normalmente es casi invisible.

Si no se elimina con frecuencia, puede provocar caries y gingivitis.

Placa dental: se acumula sobre la superficie dental, está formada por bacterias y restos de comida, provoca caries y gingivitis.

Caries

Las bacterias de la placa segregan ácido, que ataca al esmalte dental.

Con el tiempo, puede afectar al interior del diente, donde alcanza las fibras nerviosas y provoca un intenso dolor.

Gingivitis

La placa también puede provocar gingivitis.

Las encías aparecen inflamadas y sangran al cepillarse los dientes.

La gingivitis grave puede aflojar los dientes e incluso hacer que se caigan.

Atención dental

Para prevenir la caries y la gingivitis debemos cepillarnos al menos dos veces al día y evitar los alimentos azucarados.

Algunas bebidas son especialmente malas para los dientes... los zumos y las bebidas con gas son ácidos, además de azucarados.

Esto es lo que pasa cuando se introduce un diente humano en una bebida con gas durante unas semanas.

Al compararlo con un diente sano, es evidente que el esmalte se ha disuelto.

Se puede hacer una prueba más científica para valorar el daño provocado por las distintas bebidas.

Tony Smith, universidad de Birmingham, Reino Unido: «pedimos a los voluntarios que beban con un protector dental, que tiene pequeños trozos de dientes extraídos pegados sobre él. Estos dientes tienen una zona barnizada para protegerla y comparar la zona que entra en contacto con la bebida con la zona que está protegida por el barniz».

Después, los voluntarios consumen la misma cantidad de bebida durante el mismo tiempo.

Luego se miden con gran precisión los daños provocados en el esmalte.

Tony Smith, Universidad de Birmingham, Reino Unido - «Lo único que no daña los dientes es el agua pura y la leche. Todo lo demás sí. Pero hay formas de minimizar el daño que provocan estas bebidas. Beberlas solo con las comidas, o intentar no sorber continuamente. Pero, por supuesto, el mejor consejo es, para empezar, evitar tomarlas».


Ponte en contacto con nosotros