Dolores del crecimiento

Incluido en: Los músculos y los huesos

Dolores del crecimiento

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Aprende cómo los huesos cambian de forma para construir el esqueleto adulto, los problemas que esto provoca en los adolescentes en crecimiento y cómo garantizar unos huesos sanos durante toda la vida.

Claves de aprendizaje

  • Los huesos crecen rápidamente en la pubertad.
  • Los músculos y el cerebro tardan más en adaptarse.
  • El ejercicio es importante para tener unos huesos sanos.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Los músculos y los huesos

Al crecer, los huesos se desarrollan y cambian de forma.

Y con el estirón de la adolescencia, los huesos crecen mucho para formar el esqueleto adulto.

En la pubertad, las hormonas sexuales que se liberan provocan un rápido aumento de la masa y el tamaño del esqueleto.

Los niños de 10 años crecen 5 cm al año Los adolescentes crecen 8 cm al año

El estirón comienza en las manos y los pies.

Después, crecen los huesos de brazos y piernas. Y los jóvenes músculos se esfuerzan en seguir el ritmo.

Para Claudia, una bailarina de 12 años, esto es un problema.

Rachel Rist, Profesora de danza, Inglaterra - «Descansemos un momento. Bien, Claudia, la pierna en segunda. Ahora, Claudia tiene fuerza para mantenerla aquí. Muy bien, tranquila. Cuando los músculos se desarrollen, podrá mantenerla aquí arriba por sí sola. ¿No va a ser genial?»

El cerebro tampoco puede seguir el rápido crecimiento de los brazos y las piernas.

En un experimento, los adolescentes debían inclinarse hacia adelante y poner un patito de goma sobre una línea.

A los que acababan de pasar por un estirón, les costaba mantener el equilibrio... el cerebro no se había acostumbrado a la longitud de brazos y piernas.

Las hormonas sexuales no son las únicas que afectan al crecimiento de los huesos.

El ejercicio durante el estirón fortalece los huesos y los hace más resistentes a enfermedades como la osteoporosis.

La osteoporosis debilita los huesos y hace que se rompan con facilidad al envejecer.

Osteoporosis: Debilita los huesos. Los huesos se rompen

Es menos probable que los huesos más grandes y fuertes sufran osteoporosis.

Aunque los adolescentes no pueden controlar el rápido crecimiento óseo hormonal, pueden asegurarse unos huesos sanos para el futuro.


Ponte en contacto con nosotros