Drogas peligrosas: cannabis

Incluido en: Drogas peligrosas

Drogas peligrosas: cannabis

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

El cannabis es una droga controvertida: se debaten su producción, su legalidad y su uso. ¿Qué datos existen sobre el uso de esta droga y sobre su seguridad o peligro?

Claves de aprendizaje

  • El cannabis es levemente sedante y alucinógeno.
  • El consumo de cannabis es adictivo y provoca dependencia.
  • El cannabis provoca efectos psicoactivos sobre el cerebro e induce ansiedad y paranoia.
  • El uso de cannabis es un tema controvertido y objeto de gran debate.

Este video no tiene asociado ninguna Guía de Exploración Didáctica.

Esta planta es una simple hierba silvestre del campo.

Pero también es una de las drogas más polémicas: el cannabis.

El cannabis también se llama: marihuana, hierba, hachís.

El cannabis contiene una sustancia natural que la diferencia de otras plantas: el THC, o tetrahidrocannabinol.

THC: tetrahidrocannabinol

El THC es una imitación asombrosa de uno de nuestros neurotransmisores.

Por todo el cerebro existen receptores de cannabinoides a los que se une el THC.

Esto activa mensajes que pueden alterar la percepción del tiempo, el espacio, el apetito y las emociones.

Es un sedante suave que provoca relajación y somnolencia, y también es un alucinógeno suave que produce distorsiones de la realidad.

Efectos a largo plazo.

Los peligros del cannabis son, quizá, los que más debate suscitan de entre todas las drogas.

Algunos dicen que es más seguro que el alcohol y el tabaco, y en algunos países se autoriza para aliviar el dolor crónico.

Pero la ciencia demuestra que los riesgos son obvios.

Fumar cannabis puede provocar cáncer de pulmón y deposita cuatro veces más alquitrán en los pulmones que el tabaco.

el cannabis. Tabaco.

Es adictivo, así que puede provocar dependencia. Y los efectos psicoactivos del cannabis también pueden producir otros cambios en el cerebro.

El THC puede ocasionar ansiedad y pérdidas de memoria a corto plazo. Las dosis elevadas pueden dar lugar a paranoias e incluso alucinaciones.

Y, lo más grave de todo, el cannabis puede provocar esquizofrenia en las personas susceptibles.

...Una enfermedad mental grave y para toda la vida, con angustiosos delirios, alucinaciones y paranoias.

Según algunos estudios, el cerebro en desarrollo es especialmente vulnerable: el cannabis en los adolescentes aumenta el riesgo de síntomas psicóticos a largo plazo.

Por eso es evidente que lo mejor es no acercarse a lo que algunos llaman la «hierba del mal».


Ponte en contacto con nosotros