Drogas peligrosas: éxtasis

Incluido en: Drogas peligrosas

Drogas peligrosas: éxtasis

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

El éxtasis, también conocido como MDMA, es una de las drogas dañinas de uso más frecuente. ¿Cómo afecta esta droga al cerebro y al cuerpo, y qué repercusiones tiene su uso a largo plazo?

Claves de aprendizaje

  • El éxtasis es una droga que se toma en forma de pastilla.
  • El éxtasis es un estimulante levemente alucinógeno que estimula la liberación de serotonina en el cerebro.
  • El éxtasis aumenta el ritmo cardíaco y la temperatura corporal.
  • El uso de éxtasis a largo plazo puede dañar el sistema nervioso, los riñones, el hígado y el corazón.

Este video no tiene asociado ninguna Guía de Exploración Didáctica.

El éxtasis se produce en laboratorio a partir de sustancias diversas, y su nombre químico es MDMA.

El éxtasis es un polvo blanco, pero normalmente se toma en forma de pastilla.

A menudo se mezcla con cafeína y anfetaminas, pero también puede contener otras muchas sustancias, desde talco hasta raticida.

El éxtasis altera las funciones físicas y mentales del organismo.

Efectos sobre el cerebro.

El éxtasis es un estimulante y un alucinógeno suave.

Provoca la liberación de un neurotransmisor llamado serotonina, que nos hace sentir felices.

Sin embargo, se desconocen los efectos a largo plazo del éxtasis sobre las funciones cerebrales y se cree que el consumo continuado puede dañar el sistema nervioso.

Efectos sobre el cuerpo.

El éxtasis crea una explosión de energía, y eleva el ritmo cardíaco y la temperatura corporal.

Su gran peligro radica en que altera el control de la temperatura corporal y, al aumentar la sudoración, puede provocar una deshidratación extrema.

Pero beber demasiada agua también puede ser mortal bajo la influencia del éxtasis, ya que la droga impide la producción de orina.

Esto supone que un exceso de agua puede provocar inflamación de los órganos, incluido el cerebro.

Y el uso prolongado de la droga también puede inducir problemas renales, hepáticos y cardíacos.


Ponte en contacto con nosotros