Drogas peligrosas: LSD

Incluido en: Drogas peligrosas

Drogas peligrosas: LSD

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Aunque, en principio, se diseñó para tratar enfermedades psiquiátricas, el LSD se convirtió en una droga de uso común en los años 50 y 60 del siglo XX. ¿Qué efectos tiene su uso a corto y largo plazo?

Claves de aprendizaje

  • El LSD es una droga alucinógena.
  • El LSD afecta a los sentidos humanos y provoca que el usuario vea visiones.
  • El LSD tiene efectos a largo plazo, que pueden ser aterradores y desconcertantes.
  • El LSD se empleó durante un tiempo como medicación para los pacientes con enfermedades mentales.

Este video no tiene asociado ninguna Guía de Exploración Didáctica.

LSD significa dietilamida de ácido lisérgico.

Dietilamida de ácido lisérgico.

Inicialmente se producía a partir de hongos silvestres.

Es una droga líquida, pero se suele administrar sobre papel secante.

En los años 50 y 60, se empleó en algunos países como medicación para pacientes con enfermedades mentales.

Luego se popularizó su consumo recreativo, hasta que la preocupación por sus efectos provocó su prohibición total.

Efectos sobre el cerebro.

El LSD tiene un efecto especialmente potente sobre los sentidos humanos.

Es un fármaco alucinógeno que produce visiones.

Interfiere con la corteza prefrontal y las rutas de la serotonina del cerebro, que son las zonas que nos hacen sentir «felices».

La droga tiene un efecto aleatorio que se nutre de la imaginación, es decir, sus consumidores no controlan estas alucinaciones...

Pueden asustarse y sentirse confundidos, porque pierden la noción de la realidad.

Las visiones pueden producirse semanas o meses después de tomar la droga.

Efectos sobre el cuerpo.

La pérdida de la noción de la realidad provoca desorientación y conductas erráticas y peligrosas.

En el pasado, incluso se estudiaron las propiedades alucinógenas del LSD como arma de guerra, para ver si podía emplearse para incapacitar a las tropas enemigas.

Bajo la influencia del LSD, sus consumidores no suelen ser conscientes de sus actos ni de las consecuencias que tendrán...

Y así, corren riesgos que hacen peligrar su integridad.


Ponte en contacto con nosotros