El ciclo del carbono

Incluido en: La energía no renovable

El ciclo del carbono

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

El elemento vital para la vida sobre la Tierra se encuentra en constante movimiento a través de la materia orgánica, las rocas y los océanos.

Claves de aprendizaje

  • El ciclo del carbono es una transferencia de carbono entre la material viva y la atmósfera.
  • El carbono se encuentra en la atmósfera, en los océanos y en las rocas.
  • Cuando se consumen los combustibles fósiles, se libera el carbono a la atmósfera.
  • La actividad humana altera el equilibrio del ciclo del carbono.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La energía no renovable

El carbono es un elemento que se conoce como «el bloque fundamental de la vida».

Todas las moléculas orgánicas, desde los azúcares hasta el ADN, dependen del carbono.

Se encuentra en la atmósfera, disuelto en los océanos, y encerrado en las rocas.

En la Tierra existe una cantidad fija de carbono.

Se intercambia continuamente entre estos lugares en un ciclo ecológico fundamental... el ciclo del carbono.

La transferencia principal se da entre los seres vivos y la atmósfera.

El carbón existe en la atmósfera en forma de dióxido de carbono.

Las plantas absorben dióxido de carbono de la atmósfera y lo transforman en energía útil (carbohidratos) a través de un proceso llamado fotosíntesis.

Los animales consumen las plantas, y mueven el carbono a través de la cadena alimentaria.

Se libera otra vez a la atmósfera en forma de dióxido de carbono, cuando las plantas y animales respiran.

Y cuando las plantas y animales mueren, los microorganismos del suelo descomponen los restos.

En las condiciones adecuadas, con el paso de millones de años, los restos de plantas y animales se convierten en combustibles.

Cuando esos combustibles se queman, se libera el carbono que contienen de vuelta hacia la atmósfera.

Fotosíntesis. Respiración. Descomposición. Fosilización

Los mismos procesos de fotosíntesis, respiración, descomposición y fosilización también se producen en la vida marina de los océanos.

Los océanos contienen además grandes cantidades de carbono disuelto.

El dióxido de carbono de la atmósfera se disuelve en las frías aguas oceánicas.

Cuando las aguas superficiales se evaporan, se libera de nuevo a la atmósfera.

Así, el carbono entra en un ciclo continuo que integra la atmósfera, las plantas y animales y los océanos.

Pero ahora, el carbono que ha estado atrapado durante millones de años en los combustibles fósiles, se libera mucho más rápido de lo que se produce.

Al mismo tiempo, los bosques que lo absorben se están talando.

Esto influirá en el ciclo del carbono, que afecta a todo el planeta.


Ponte en contacto con nosotros