El dilema de Darwin

Incluido en: La teoría de la evolución

El dilema de Darwin

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

La creación, controversia y competición que englobó la publicación de la obra más representativa de Darwin: El origen de la especies.

Claves de aprendizaje

  • Darwin, un científico inglés, trabajó en su teoría de la evolución durante 20 años.
  • Tenía miedo de desafiar la arraigada creencia en la creación de Dios y las formas fijas.
  • Wallace le mostró sus pensamientos sobre la supervivencia del más apto y le animó a publicar.
  • Su libro «El origen de las especies» es la base de la biología evolutiva.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La teoría de la evolución

Charles Darwin fue un científico británico que transformó la forma de entender la evolución del mundo natural...

... Pero hay algo que no todo el mundo sabe: no lo hizo solo.

En 1831, en su expedición a las Galápago, Darwin observó variación entre las especies de las distintas islas.

Se preguntó si estos cambios se habían producido con el tiempo, de generación en generación, por evolución a partir de un antepasado común.

Pero en la Gran Bretaña del siglo XIX se pensaba que Dios había creado todas las especies, por lo que eran inamovibles e inmutables.

Adrian Desmond, University College, Londres: «Darwin era un radical. Su punto de vista era extraordinario, nunca se había oído algo así».

Rebecca Stott, autora de "Darwin y el percebe": «el concepto de que las especies... de que las personas habían evolucionado era realmente perturbador, porque pasar de suponer que somos la cumbre de la jerarquía... a asumir que hemos evolucionado de los monos... tuvo que parecer una herejía absoluta».

Aterrado por la humillación pública y a la espera de poder probar su hipótesis más allá de toda duda, Darwin trabajó en secreto durante dos décadas.

Pero sería otro hombre, Alfred Russell Wallace, el que motivaría a Darwin a revelar sus teorías al mundo...

Wallace era un naturalista autodidacta y explorador.

A principios de 1858, Wallace estaba en Malasia, donde contrajo la malaria.

Cuando la fiebre cesó, le llegó la inspiración.

Se dio cuenta de que las variantes más aptas para soportar factores como la enfermedad o la depredación sobrevivían más tiempo, y finalmente evolucionaban para crear una nueva especie.

Wallace escribió su teoría, llamada «Supervivencia del más apto», y se la envió a Darwin.

Para asombro de Darwin, las ideas de Wallace reproducían las suyas propias.

Sorprendido y guiado por el miedo a que no se le reconocieran sus 20 años de trabajo, Darwin acudió a sus amigos, el botánico Joseph Hooker y el geólogo Charles Lyell...

Quienes propusieron a Darwin y a Wallace que presentaran sus artículos en la Linnean Society de Londres.

A pesar de la indignación religiosa, un año después, en 1859, Darwin publicó El Origen de las Especies... que ahora se considera la base de la biología evolutiva.

Darwin sigue siendo uno de los científicos más famosos de todos los tiempos. Pero Wallace ha sido olvidado.

Sin embargo, como buen descubridor, Wallace se sentía agradecido por haber podido incitar a Darwin y se describía a sí mismo como «más darwinista que el propio Darwin».


Ponte en contacto con nosotros