El Gran Al

Incluido en: La extinción

El Gran Al

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Cómo los científicos montaron el puzzle de la vida y la muerte de un Allosaurus llamado «Gran Al» mediante el estudio de sus huesos.

Claves de aprendizaje

  • Gran Al, uno de los esqueletos de dinosaurio más completos jamás descubierto.
  • Sus huesos nos indican que corría como un avestruz y alcanzó la madurez en solo 7 años.
  • Poseía un agudo sentido del olfato que empleaba para cazar y encontrar pareja.
  • No tenía buena vista ni oído y presentaba muchas lesiones.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La extinción

Estos huesos cuentan una historia...

Este es uno de los esqueletos de dinosaurio más completos que se han encontrado, un alosaurio, hallado en Norteamérica en 1991.

Alosaurio

Se le apodó El Gran Al.

Estos huesos han permitido a los científicos saber cómo vivió y murió el alosaurio... hace más de 145 millones de años.

El Gran Al salió de un huevo enterrado en un nido subterráneo.

Los huevos de alosaurio fosilizados encontrados en Portugal demuestran que los jóvenes dinosaurios salían del huevo con dientes, como los cocodrilos, y se valían por sí solos al nacer.

Una recopilación de fémures de alosaurio demuestra que el Gran Al creció rápidamente y alcanzó la madurez en solo siete años.

El cráneo del Gran Al también demuestra que su cerebro era similar al de un cocodrilo.

La región auditiva está poco desarrollada. Los ojos son pequeños y no miran al frente, por lo que tenía mala vista. Pero la región del olfato está muy desarrollada, por lo que se supone que el Gran Al usaba el olor para cazar y encontrar pareja.

Y la forma del cuerpo indica que se movía y corría como un avestruz.

Se han contabilizado 19 lesiones en los huesos del Gran Al.

Se rompió un hueso de la cola, quizá mientras cazaba, y se fracturó la mano derecha, quizá luchando con otro alosaurio.

También se lesionó una costilla, una vértebra, el hombro y la pelvis. Obviamente, la vida del Gran Al fue dura...

El pie derecho del Gran Al es la clave de su muerte.

El desarrollo del hueso demuestra que sufrió una infección que le dificultó andar y cazar.

Los huesos del Gran Al se encontraron en el lecho de un río. Se cree que buscaba agua durante una sequía. Al no poder andar más, lo más probable es que el Gran Al muriera de sed.

Cuando llegó finalmente el agua, enterró y conservó al Gran Al, lo que nos ha permitido descubrir sus huesos y reconstruir su vida millones de años después de su muerte...


Ponte en contacto con nosotros