El intestino grueso

Incluido en: La digestión

El intestino grueso

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

El capítulo final del viaje del alimento a través del sistema digestivo: cómo las bacterias transforman la materia no digerida en desechos.

Claves de aprendizaje

  • Aquí se reabsorbe el agua.
  • Las bacterias que viven en el intestino lo mantienen sano.
  • La fibra procedente de la fruta, las verduras y los cereales integrales es importante para la digestión.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La digestión

La comida tarda seis segundos en pasar de la boca al estómago.

Estómago

«¡Que empiece la magia!».

«¡Sííí!!».

Unas cuatro horas en llegar al intestino delgado.

El intestino delgado

«Pollo frito y una pizza...».

Y después de unas 12 horas en el cuerpo, la comida no digerida llega al tramo final de este increíble viaje: el intestino grueso.

Intestino grueso: de 1,5 a 2 m de largo y de 6 a 7 cm de ancho.

Pero todavía le queda más de un metro de viaje... y puede pasar varios días aquí.

Comida

Mientras la comida pasa lentamente por el intestino grueso, el agua se reabsorbe.

El residuo más seco que queda es en gran parte fibra. Fibra alimentaria que no puede digerirse.

De ella se alimentan billones de bacterias.

Estas «bacterias buenas» viven en nuestro intestino grueso y son fundamentales para su salud.

Más de 400 especies de bacterias intestinales

Cuando las bacterias y la fibra se combinan, se añade mucosidad y la fibra no digerida se transforma en heces.

Finalmente, las heces llegan al extremo del intestino grueso, el recto, donde se almacenan.

Recto

El movimiento de la masa de las heces al ano desencadena el reflejo de defecar...

Heces que excreta de media un ser humano: 200 g de heces al día, 6.000 kg de heces en toda la vida.

«La última vez que fui al baño a... espera que lo piense, Dios...».

«Una vez al día».

«De media, una vez al día».

«Tres veces por la mañana».

«...Creo que fue hace unos días».

Las deposiciones varían mucho de una persona a otra. Lo normal es entre tres veces al día y una vez cada tres días.

Comer alimentos integrales, frutas y verduras nos aporta más fibra, lo que puede ayudarnos a ser regulares y a estar sanos.

Pero aún así, pueden pasar días hasta que la comida recorra el camino que va de la boca al ano...

... y se vaya para siempre.


Ponte en contacto con nosotros