El lado oscuro del oxígeno

Incluido en: Los pulmones

El lado oscuro del oxígeno

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Dependemos del oxígeno para vivir. Pero, de hecho, el oxígeno es corrosivo: nos envejece, daña el ADN de las células y nos «oxida» desde dentro.

Claves de aprendizaje

  • El oxígeno es necesario para la vida.
  • También produce radicales libres peligrosos que pueden destruir el ADN.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Los pulmones

Sin oxígeno, aunque solo fuera durante unos minutos, moriríamos.

Cada respiración nos aporta el oxígeno necesario para vivir...

Que se capta y utiliza en diminutas «centrales energéticas» de todas las células: las mitocondrias.

Hay mitocondrias en todas las células. Producen el 90 % de la energía corporal

Las mitocondrias aprovechan la gran fuerza explosiva del oxígeno, a pequeña escala, para crear energía.

Esta energía es la que activa todas las células, procesos y movimientos del cuerpo.

Pero el precio es alto.

Cada respiración nos envejece.

John Burn, Genetista, Universidad de Newcastle – «Ahora mismo estamos rodeados de un 20 por ciento de oxígeno. Lo respiramos, lo necesitamos, y sin embargo ese mismo oxígeno nos daña, es como oxidarse por dentro».

El oxígeno es poderoso y corrosivo.

Puede verse su fuerza cuando toca el hierro puro e inicia una reacción química que lo convierte en óxido.

Con el tiempo, el oxígeno también daña el cuerpo.

Además, el oxígeno también se degrada y forma partículas muy reactivas llamadas radicales libres.

Con los años, puede observarse el efecto de estos radicales libres, en las arrugas de la vejez.

Los radicales libres también pueden dañar el ADN del núcleo de las células y provocar cáncer.

Pero hay una forma de ayudar a prevenir los peligrosos efectos del oxígeno.

Las plantas contienen antioxidantes que captan los radicales libres.

Así, con una dieta rica en fruta y verdura, ayudamos a absorber los radicales libres para que el cuerpo viva lo mejor posible con el oxígeno del que dependemos.


Ponte en contacto con nosotros