El nacimiento del Sistema Solar

Incluido en: El Sistema Solar

El nacimiento del Sistema Solar

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Fuerzas y reacciones explosivas, desde la gravedad hasta la fusión nuclear, que formaron nuestro Sistema Solar.

Claves de aprendizaje

  • El Sistema Solar es la región del espacio que se encuentra dentro de la influencia gravitatoria del Sol.
  • El Sistema Solar se formó hace unos 5.000 millones de años a partir de una gigantesca nube de gas y polvo en rotación.
  • El Sol tardó 10 millones de años en formarse.
  • Las partículas de metal y polvo se aglomeraron creando rocas, que finalmente formaron los planetas, proceso conocido como acreción.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para El Sistema Solar

El Sistema Solar es la región del espacio que queda dentro de la influencia gravitatoria del Sol.

Se cree que el Sistema Solar comenzó a formarse hace unos 5.000 millones de años a partir de una gigantesca nube de gas y polvo en rotación.

Gases principales: Hidrógeno -74 %, Helio -24 %. Otros gases: Oxígeno, Nitrógeno, Carbono

El núcleo de esta nube fue creciendo por la influencia de la gravedad y se hizo más denso y caliente.

A medida que los materiales se precipitaban hacia el creciente núcleo, la nube se aceleraba y aplanaba, y formaba un gigantesco disco en rotación.

Con el tiempo, la temperatura aumentó hasta el punto de iniciarse reacciones de fusión... estas fusiones nucleares marcaron el nacimiento del Sol.

El Sol tardó 10 millones de años en formarse

Los gases más ligeros fueron expulsados hacia el exterior, en tanto que los materiales más pesados y rocosos, y los metálicos con altos puntos de fusión, permanecieron cerca del Sol.

Los metales derretidos y las partículas de polvo se fueron aglomerando para acabar formando las rocas.

La mutua atracción gravitatoria de estas rocas hizo que se unieran... para finalmente formar los planetas.

Este proceso se denomina «acreción».

En las zonas calientes e interiores del Sistema Solar se formaron planetas rocosos con núcleos metálicos.

Planetas rocosos: Mercurio, Venus, La Tierra, Marte

En las zonas más alejadas y frías... la historia fue diferente.

Lejos del Sol las temperaturas descendieron.

El vapor de agua se condensó y formó hielo.

Este hielo, junto con las grandes cantidades de gas expulsadas por el Sol, hizo que se acumulase mucha más materia en estas zonas que en las interiores.

A medida que estos enormes núcleos de hielo y metal crecían, atraían hacia ellos los gases expulsados durante el nacimiento del Sol.

Cuando se completó la acreción de la mayor parte del hielo y el gas, quedaron los planetas gigantes gaseosos.

Gigantes gaseosos: Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno

El Sistema Solar, tal y como lo conocemos, tiene unos 4.600 millones de años...

¡Se conserva muy bien para su edad!


Ponte en contacto con nosotros