El transporte ecológico

Incluido en: El futuro de los recursos energéticos

El transporte ecológico

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

En la actualidad, la industria del transporte es uno de los principales contaminantes de nuestro planeta. ¿Qué tecnologías se están desarrollando para crear medios de transporte más limpios? ¿cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

Claves de aprendizaje

  • El transporte ecológico incluye coches eléctricos, híbridos y con motor de hidrógeno.
  • El transporte ecológico produce menos emisiones de gases de efecto invernadero que aquel que emplea combustibles fósiles.
  • El transporte ecológico es caro de desarrollar.
  • Se pueden emplear dos tipos de biocombustibles en los coches: biodiesel y etanol.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para El futuro de los recursos energéticos

Los vehículos de pasajeros de todo el mundo queman en total 1 billón de litros de combustible al año.

Se estima que en la actualidad hay 806 millones de coches en funcionamiento...

...Y que este número aumenta con rapidez, junto con las emisiones que producen.

Además, los depósitos de combustibles fósiles de los que dependen se están agotando.

Si de verdad queremos cambiar nuestro modo de usar la energía, debemos abordar el tema del transporte, del que todos dependemos...

... Pero, ¿qué opciones tenemos?

Los coches híbridos toman la energía de fricción que se genera al pisar el freno y la acumulan en baterías en forma de energía eléctrica.

Aunque no sustituye al combustible fósil por completo, la energía eléctrica acumulada puede usarse junto con él, lo que reduce las emisiones y permite ahorrar combustible.

En los coches se emplean dos tipos de biocombustible: el biodiésel y el etanol.

Los coches de biodiésel utilizan una mezcla de gasoil y aceite vegetal.

Los coches de etanol funcionan con combustibles fabricados con productos de cultivo como el maíz, la cebada o el trigo.

Los biocombustibles emiten menor cantidad de gases de efecto invernadero que los combustibles fósiles.

Y las emisiones de etanol se pueden compensar con la captura de carbono de las cosechas que se emplean para crearlo.

Los coches eléctricos funcionan exclusivamente con electricidad.

Cuentan con grandes baterías que son recargables.

A pesar de que no producen emisiones, las baterías vacías pueden tardar hasta 10 horas en cargarse... y puede que su suministro eléctrico proceda de centrales eléctricas que emiten gases de efecto invernadero.

Los coches impulsados por hidrógeno constituyen la tecnología de transporte ecológico más adecuada.

Emplean la combustión o la conversión electroquímica para transformar la energía química del hidrógeno en energía para desplazar el coche.

El único residuo que generan los coches impulsados por hidrógeno es agua, lo que los convierte en la tecnología de transporte ecológico más limpia.

Pero la fabricación de estos coches es cara y deberá pasar un tiempo hasta que todos podamos permitirnos tener uno.

Las tecnologías de transporte ecológico son esenciales si queremos un futuro más limpio.

Sin embargo, deberán pasar muchos años antes de que podamos dejar de depender de los transportes que emplean combustibles fósiles.


Ponte en contacto con nosotros