Especies animales invasoras: el sapo gigante

Incluido en: Los ecosistemas cambiantes

Especies animales invasoras

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

A principios del siglo XX, se introdujo el sapo gigante sudamericano en Australia para que eliminara los escarabajos que estaban destruyendo las plantaciones de azúcar. No obstante, una vez en la naturaleza, los sapos causaron mayores perjuicios que beneficios.

Claves de aprendizaje

  • Los sapos gigante se introdujeron en Australia como ayuda para la agricultura.
  • Se multiplicaron y lo colonizaron todo, muchas especies nativas se perdieron.
  • No tienen depredadores naturales y sobreviven en hábitats diversos.
  • Una invasión con éxito.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Los ecosistemas cambiantes

Australia

Australia se conoce como la «isla continente», rodeada de agua y separada de todas las demás masas de tierra.

Pero ni siquiera este aislamiento la ha protegido de especies invasoras.

Desde que los británicos la colonizaron a finales del siglo XVIII, se han introducido diversas especies extranjeras en Australia.

Quizá la más dañina sea el sapo gigante sudamericano, introducido en Australia en 1935.

Sapo gigante sudamericano.

Entonces, las valiosas plantaciones de caña de azúcar se veían atacadas por los escarabajos nativos. Como a los sapos gigantes les encantan los escarabajos, se pensó que contendrían el problema. Pero los agricultores australianos ignoraban que los sapos gigantes no podían trepar por las cañas hasta los escarabajos, y simplemente desaparecieron en la naturaleza.

Los sapos se multiplicaron e invadieron Australia. Actualmente ocupan un terreno de más de 1 millón de kilómetros cuadrados.

Se introdujeron 102 sapos gigantes en 1935. Población de 1.500 millones en 2010.

Invasión con éxito

El sapo gigante se ha convertido en la especie más invasora de Australia debido a su capacidad de adaptarse a una gran variedad de entornos: hábitats costeros, bosques tropicales y manglares.

También son muy fecundos. Las hembras producen hasta 35.000 huevos de una vez.

Cuando se ven amenazados, los sapos gigantes liberan una toxina de las glándulas de la espalda, que es muy venenosa.

Con pocos depredadores naturales, el sapo gigante ha expulsado a los anfibios nativos de sus hábitats tradicionales.

Impacto

Es difícil saber cuántas especies se han perdido a consecuencia de la invasión del sapo gigante, pero los datos indican que los más afectados son los varanos, las ranas, las serpientes, los peces, las garcetas y los cocodrilos de agua dulce.

El efecto de las especies introducidas demuestra la fragilidad de los ecosistemas, y cómo el cambio de un pequeño elemento puede romper el equilibrio.


Ponte en contacto con nosotros