Estamos hechos de estrellas

Incluido en: El descubrimiento de los elementos

Estamos hechos de estrellas

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Descubre cómo se forman los elementos en el interior de las estrellas y cómo algunos se forman en condiciones aún más espectaculares.

Claves de aprendizaje

  • La mayor parte de los elementos tiene su origen en el espacio exterior.
  • Al principio, en el Universo solo había hidrógeno y helio.
  • Los elementos fueron creados gracias a las reacciones de fusión nuclear que tienen lugar en el interior de las estrellas.
  • Todos los átomos que nos rodean se formaron dentro de estrellas o durante la explosión de una supernova.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para El descubrimiento de los elementos

El oro es uno de los metales más preciados. Pero ¿sabías que el oro, como casi todos los elementos, no se formó en la Tierra, sino en las profundidades del espacio?

Hace mucho, en los orígenes del universo, solo existían elementos muy sencillos, como el hidrógeno y el helio.

El resto de elementos que ahora conocemos se crearon a partir de estos elementos tan sencillos mediante un proceso llamado nucleosíntesis.

Nucleosíntesis

Tras nacer, una estrella se convierte en una especie de fábrica de nuevos elementos que genera por fusión nuclear.

Fusión nuclear

Gracias a las enormes temperaturas y presiones que se dan en una estrella, los elementos más ligeros se combinan por fusión nuclear y forman elementos más pesados.

Este proceso se repite en las turbulentas condiciones de calor y presión de las estrellas, y da lugar a átomos de creciente complejidad y masa, hasta el isótopo del hierro, con masa atómica relativa de 56.

Reacciones de fusión exotérmicas

Las reacciones de fusión nuclear que forman los elementos más ligeros que el hierro son exotérmicas, es decir, se requiere menos energía térmica para fusionarlos de la que se libera.

Esto significa que la energía liberada por las reacciones de fusión contribuye a que se produzcan más, por lo que se forman elementos cada vez más pesados.

Reacciones de fusión endotérmicas

Pero las reacciones de fusión nuclear que generan elementos más pesados que el hierro son endotérmicas, es decir, precisan más energía térmica de la que liberan, por lo que estos elementos no pueden formarse bajo las condiciones normales de las estrellas.

El resto de los elementos, tales como el oro, el plomo y el uranio, solo pueden crearse cuando hay disponibles grandes cantidades de energía térmica... a través de la nucleosíntesis de una supernova.

Cuando una estrella envejecida deja de generar energía por fusión nuclear, comienza a replegarse sobre sí misma y libera gigantescas cantidades de energía.

Esto acelera mucho las reacciones de fusión nuclear y permite que se produzca la fusión endotérmica, que genera elementos más pesados que el hierro, cuyas masas atómicas relativas pueden ser superiores a 200.

Estos diferentes elementos se crean dentro de las estrellas más brillantes y luego son lanzados al espacio profundo cuando la estrella se convierte en supernova.

De hecho, la ciencia tiene ahora la certeza de que casi todos los átomos que nos rodean, incluso los de nuestros propios cuerpos, se formaron dentro de estrellas o a raíz de violentas supernovas al final de su vida.


Ponte en contacto con nosotros