Gérmenes e higiene

Incluido en: La salud y enfermedad

Gérmenes e higiene

Play

Resumen

Averigua dónde se encuentran los gérmenes, cómo nos afectan y cómo puede ayudarnos la higiene básica a mantenernos sanos.

Claves de aprendizaje

  • Los patógenos son microbios que provocan enfermedades.
  • Una higiene adecuada es la mejor manera de reducir el contagio de patógenos.
  • La higiene de los alimentos es importante, ya que pueden portar bacterias peligrosas.
  • El agua sucia contiene bacterias y propaga las enfermedades rápidamente.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Consulta de materiales de aprendizaje para La salud y enfermedad

Descargar transcripción

A nuestro alrededor... encima... y dentro de nosotros existen organismos demasiado diminutos para verlos.

Son los microorganismos, como las bacterias y los virus.

Algunos son patógenos, por lo que pueden provocar enfermedades.

Patógenos = microbios que provocan enfermedades.

Probablemente, ahora mismo, tengamos de 10.000 a 10.000 millones de bacterias en la mano.

La mayoría son inocuas si se quedan en la superficie de la piel.

Pero si entran en el cuerpo, pueden ponernos enfermos.

Por eso es tan importante lavarse las manos. El agua con jabón es una forma fácil de eliminar todos esos patógenos de la piel.

Al toser y estornudar se lanza una nube con millones de patógenos y se proyecta muy lejos.

Los virus, como los de la gripe, pueden vivir durante días sobre los objetos. Así que, si tocamos una superficie infectada y no nos lavamos las manos, podemos contagiarnos.

Para ayudar a atrapar los gérmenes, puede usarse un pañuelo que después debe tirarse.

Higiene de los alimentos.

La higiene es especialmente importante con la comida, porque puede tener bacterias peligrosas, como salmonella y E. coli.

Puede haber salmonela en: pollo y otras aves, huevos y leche no tratada.

Mantener limpias las superficies de la cocina, lavarse las manos antes y después preparar la comida y cocinarla adecuadamente son acciones cruciales para evitar las infecciones.

Pero a veces contener la propagación de un patógeno es más difícil.

Si se contamina el suministro de agua, la enfermedad puede extenderse muy rápido.

El agua sucia permite que las bacterias como el cólera y la fiebre tifoidea se multipliquen.

Esta puede ser una causa principal de muerte en los países con un suministro de agua deficiente.

Los viajes internacionales y la aparición de nuevos patógenos y de cepas resistentes a los antibióticos hacen que seamos más vulnerables que nunca a los brotes de enfermedades infecciosas.

Por eso, lo mejor que podemos hacer es limitar la propagación de patógenos de forma simple: con una buena higiene.


Ponte en contacto con nosotros