Insulina y diabetes

Incluido en: Estar en forma

Insulina y diabetes

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Más de 220 millones de personas padecen de diabetes en todo el mundo. ¿Qué es la diabetes, cómo aparece y qué papel desempeña la insulina en su inicio y tratamiento?

Claves de aprendizaje

  • La insulina es una hormona que se produce en el páncreas y controla los niveles de glucosa.
  • No existe cura para la diabetes.
  • La diabetes de tipo 1 habitualmente se produce a una edad temprana y se trata con inyecciones de insulina.
  • La diabetes de tipo 2 se suele desarrollar más tarde y se asocia con la inactividad y el exceso de peso.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Estar en forma

Arabella debe inyectarse todos los días. Sin estas inyecciones, moriría.

Le diagnosticaron diabetes cuando tenía 6 años.

Afecta a 220 millones de personas en todo el mundo

Pero ¿qué es la diabetes?

Para vivir, nuestro organismo debe controlar continuamente el nivel de azúcar.

Así garantiza que las células obtienen la energía que necesitan para funcionar, a la vez que evita que los niveles de azúcar se disparen.

La hormona insulina es el mensajero químico que realiza esta importante tarea.

Insulina: hormona producida en el páncreas, controla los niveles de glucosa

Durante la digestión, la glucosa obtenida del alimento pasa del intestino delgado a la sangre. Esto activa la segregación de insulina en el páncreas.

La insulina ayuda a que la glucosa penetre en las células que la necesitan y así baja el nivel de azúcar en sangre. Pero si hay problemas con la producción o la sensibilidad a la insulina, se produce la diabetes.

Hay dos tipos diferentes de diabetes, de tipo 1 y de tipo 2. Se pueden controlar los síntomas de ambas, pero ninguna tiene cura.

Diabetes de tipo 1

El inicio de la diabetes de tipo 1 suele ser rápido y a una edad temprana.

Las células productoras de insulina del páncreas se destruyen totalmente.

Se cree que, en la mayoría de los casos, se debe al ataque del propio sistema inmunológico, y actualmente no existe forma de evitarlo.

Sin la acción de la insulina, la glucosa se acumula en la sangre sin control.

Las células comienzan a descomponer proteína y grasa para obtener su energía, lo que provoca la acumulación de subproductos tóxicos y finalmente el coma y la muerte.

La diabetes de tipo 1 se trata mediante inyecciones diarias de insulina y evitando los alimentos que provocan picos de azúcar.

Diabetes de tipo 2

La diabetes de tipo 2 suele aparecer más tarde, después de los cuarenta y, a menudo, se asocia a factores del estilo de vida, como el sobrepeso y la inactividad.

Al contrario que en la diabetes de tipo 1, se produce algo de insulina pero, o es insuficiente, o el organismo no reacciona adecuadamente, porque ha desarrollado resistencia a la insulina.

Mantenerse en forma y llevar una dieta equilibrada sin demasiado azúcar ayuda a protegernos de la diabetes de tipo 2, así tendremos un páncreas sano y la insulina que necesitamos.


Ponte en contacto con nosotros