Introducción a la pubertad

Incluido en: La pubertad

Introducción a la pubertad

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Introducción a los procesos biológicos que transforman a los niños en adultos. Las hormonas estimulan el crecimiento, alteran los procesos del pensamiento y las emociones, y preparan el cuerpo para la reproducción.

Claves de aprendizaje

  • Provocado por el hipotálamo y la hormona liberadora de la hormona del crecimiento (GRH).
  • Inicia una cascada de otras hormonas, por ejemplo, la foliculoestimulante (FSH) y la luteinizante (LH).
  • Activa los órganos reproductores.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La pubertad

Es el cambio más radical que experimenta el cuerpo en toda la vida.

En unos pocos años, la pubertad transforma a los niños en adultos.

Y las hormonas dirigen todo el proceso.

Hormonas

Estas poderosas sustancias recorren la sangre y controlan el cuerpo y la mente.

El desencadenante de la pubertad tanto en los niños como en las niñas es el hipotálamo del cerebro.

Hipotálamo

Esta pequeña glándula produce la llamada "hormona liberadora de gonadotropina", que activa el interruptor para que empiece la pubertad.

Hormona liberadora de gonadotropina.

Al final de la niñez, empieza a liberarse intermitentemente durante el sueño y provoca la activación de una cascada de diversas hormonas.

Primero estimula la pituitaria del cerebro para que libere dos hormonas: la folitropina y la hormona luteinizante.

Folitropina (FSH). Hormona luteinizante (LH).

Estas hormonas viajan por la sangre y se dirigen a los órganos reproductores.

En los niños, activan los testículos para que produzcan testosterona.

Los testículos producen testosterone.

En las niñas, activan los ovarios para que produzcan estrógeno.

Los ovarios producen estrógeno.

Estas son las potentes hormonas sexuales a las que a veces se llama «hormonas de la furia».

Los cambios que provocan pueden resultar repentinos y espectaculares.

«Te baja el periodo, aparece el vello púbico, creces. Se ensanchan las caderas, creo, no me acuerdo».

«Creces y eso, y notas como otras cosas crecen también... te sientes un hombre».

El poder del estrógeno y la testosterona se siente por todo el cuerpo.

Los niños y las niñas dan un estirón cuando crecen los huesos.

Aparece el vello púbico. E incluso la piel sufre las consecuencias.

Las hormonas también afectan a la mente, así que la pubertad también es una época de cambios emocionales.

Parece que se pierde el control, que las hormonas nos secuestran.

Es una fase pasajera de la adolescencia, pero estas hormonas llevan a los niños y niñas por sendas muy distintas.


Ponte en contacto con nosotros