La búsqueda de materia oscura

Incluido en: El espacio exterior

La búsqueda de materia oscura

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Bajo tierra, en una antigua mina abandonada de Yorkshire, los científicos buscan partículas que no pueden ver y que jamás han detectado, pero que podrían ser lo que mantiene unido a nuestro Universo.

Claves de aprendizaje

  • Se estima que la materia oscura representa en torno al 85% de la masa del Universo.
  • Las partículas de materia oscura raramente interactúan con el resto de la materia, lo que dificulta su identificación.
  • Los experimentos diseñados para detectar la materia oscura se realizan bajo tierra, donde la interferencia de los rayos cósmicos es menor.
  • El laboratorio subterráneo de Boulby se encuentra a 1.000 m. de profundidad, en una antigua mina de potasa en Yorkshire del Norte, Inglaterra.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para El espacio exterior

El laboratorio subterráneo Boulby es una antigua mina de potasa en North Yorkshire.

Laboratorio subterráneo de Boulby, Reino Unido

A más de mil metros de profundidad, es la mina más profunda de Europa.

Pero estos hombres no son mineros...

... son científicos.

Lo que buscan no se puede ver, ni jamás se ha detectado, pero están convencidos de que constituye alrededor del 85 % de la masa del Universo.

Están buscando materia oscura.

Las galaxias y las estrellas que las componen se mueven mucho más rápido de lo que cabría esperar de la atracción gravitatoria generada por cuanto podemos ver.

Las leyes de la física sugieren que debe haber más masa.

Pero esta no es visible.

A los científicos se les ocurrió la idea de la materia oscura.

Partículas invisibles que conformarían la masa que falta.

Se cree que la Vía Láctea está repleta de estas partículas, al igual que el resto de galaxias.

Raramente interactúan con otra materia, lo que dificulta su identificación.

Podrían atravesar tu cuerpo y nunca lo sabrías.

Por ello, detectarlas es un auténtico reto.

Los científicos trabajan en minas, no solo del Reino Unido sino también de Estados Unidos, España, Italia y Francia, porque ello aumenta sus posibilidades de encontrar materia oscura.

En las profundidades la interferencia de los rayos cósmicos es menor.

Esta radiación podría originar señales falsas al tratar de detectar las partículas.

La protección de las minas aumenta las probabilidades de que sus instrumentos encuentren lo que buscan.

Nigel Smith, Universidad de Sheffield - «Este es uno de los últimos instrumentos; es un detector de xenón líquido. Como podéis ver, está rodeado por una cámara de plomo que lo protege de la radiactividad de los muros que nos rodean. Lo que esperamos es que una de las partículas... una de las partículas que buscamos golpee el xenón. Eso provocaría un destello de luz en un proceso conocido como centelleo. Ese destello es lo que buscamos».

Esta mina todavía no ha producido ese destello...

Los científicos continúan buscando materia oscura para explicar, de una vez por todas, qué mantiene unidas a las galaxias.

Tim Sumner, Imperial College London - «Es un problema tan fundamental, tanto en física como en cosmología, que encontrar la respuesta va a ser... va a ser un enorme descubrimiento».


Ponte en contacto con nosotros