La cara oscura de la Luna

Incluido en: La Luna

La cara oscura de la Luna

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

La cara oscura de la Luna fue un misterio hasta que los viajes espaciales permitieron circunnavegarla. ¿Qué encontraron los astronautas?

Claves de aprendizaje

  • La Luna orbita alrededor de la Tierra y gira sobre su eje.
  • Estas dos rotaciones duran 28 días por lo que la Luna siempre muestra la misma cara hacia la Tierra.
  • El lado de la Luna que no podemos ver desde la Tierra se conoce como la «cara oculta de la Luna».
  • En 1968 se enviaron astronautas por primera vez a observar la cara oculta de la Luna.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La Luna

La Luna tarda unos 28 días en dar una vuelta alrededor de la Tierra, y también unos 28 días en girar una vez sobre su eje.

Esto se denomina «rotación sincrónica».

Debido a esta sincronicidad, la Luna siempre nos muestra la misma cara.

La otra cara, aquella que no podemos ver desde la Tierra, se conoce como la «cara oscura de la Luna».

La «cara oscura de la Luna» no siempre está oscura. Se ilumina tan a menudo como la cara vista desde la Tierra

Las primeras imágenes de la cara oscura fueron tomadas en 1959 desde la sonda rusa no tripulada Luna 3.

Fotografía desde Luna 3

Pero no fue hasta 1968, en pleno auge de la carrera espacial, cuando la tripulación americana del Apolo 8 se embarcaría en el primer vuelo tripulado que circunnavegaría la Luna. la Luna.

«Dos... uno... cero... Hemos despegado, despegue a las 7:51 de la mañana, hora estándar del este...»

Al inicio de la misión nadie sabía realmente lo que ocurriría, ya que los astronautas viajaban a donde nunca antes había estado el hombre.

Lo único que podían hacer en el centro de control era esperar y observar, hasta que en la Nochebuena de 1968 el Apolo 8 entró en la órbita lunar y se dirigió hacia la cara oscura de la Luna.

«¿Apolo 8?» / «Apolo 8 en órbita» / «Lleváis la mejor nave que hemos podido construir» / «Nos vemos al otro lado».

Cuando la nave desapareció tras la Luna, se interrumpieron las señales de radio y los tripulantes perdieron todo contacto con la Tierra.

Jamás ningún ser humano había estado tan aislado.

Nadie sabía exactamente lo que le ocurriría a la nave espacial en la cara oscura de la Luna.

En el centro de control contenían la respiración, y tras cuarenta interminables minutos... los astronautas recuperaron el contacto.

«Apolo 8 Houston... Apolo 8 Houston...» / «Apolo 8 a la escucha...» / «Hola, Apolo 8, os oímos alto y claro».

El piloto del módulo de mando, James Lovell, describió lo que nunca antes había visto el ojo humano.

"Ok, Houston, la luna es prácticamente gris, sin color, parece yeso... cada uno de nosotros tiene diferentes impresiones de lo que ha visto hoy. A mí me ha dado la impresión de una... de una inmensa, solitaria e imponente extensión de nada, y la verdad es que no parece ser un lugar muy agradable para vivir o trabajar».

A medida que circunvalaban la oscura y desolada Luna, una imagen vívida y familiar surgió en el horizonte.... y los astronautas del Apolo 8 pudieron ver nuevamente su hogar.

«Y desde el Apolo 8, la tripulación os desea buenas noches, buena suerte, feliz Navidad y que Dios os bendiga a todos... allí en la Tierra».


Ponte en contacto con nosotros