La ecolocalización: los delfines

Incluido en: El sonido

La ecolocalización: los delfines

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

El empleo del sonido como instrumento de navegación es esencial para la supervivencia de los delfines. Descubre cómo producen estos sonidos y los emplean para navegar y conocer su entorno.

Claves de aprendizaje

  • Los delfines, como la mayoría de las especies marinas, utilizan la ecolocalización para comprender su entorno.
  • Las ondas sonoras viajan en el agua cinco veces mejor que las luminosas.
  • Utilizan la ecolocalización para navegar, cazar y comunicarse entre ellos.
  • Los delfines pueden generar dos tipos distintos de sonido: silbidos y ráfagas cortas.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para El sonido

Ecolocalización

La ecolocalización es un sistema sensorial que emplean los delfines y otras criaturas para conocer su entorno.

Aunque los delfines poseen una excelente visión, su capacidad para ecolocalizarse en el agua es esencial para su supervivencia.

Joshep Mobley, Universidad de Hawái - «La mayor parte de nuestro mundo sensorial está condicionado por la vision, porque la luz goza de ciertas ventajas al viajar por el aire. Sin embargo, la luz no viaja tan bien en el agua. El sonido se propaga unas 5 veces más rápido en el agua que en el aire. Así, las especies marinas, y más concretamente los mamíferos marinos, se han adaptado para aprovechar la gran velocidad a la que viaja el sonido en el agua. Creo que es acertado decir que estos animales ven literalmente a través de los sonidos».

Generación del sonido

Los delfines generan sonidos haciendo que el aire fluya entre los tres pares de sacos que se encuentran bajo sus espiráculos.

Estos sonidos se concentran y emiten a través del melón: una masa lipídica de forma ovalada situada en la parte frontal de la cabeza.

Adam Pack, Laboratorio de mamíferos marinos, Hawái - «Los delfines, en general, emiten dos tipos de sonidos diferentes. Los silbidos son de frecuencia continua o frecuencia modulada, es decir, cambian de tono, y pueden oscilar entre los 20 y los 30 kilohercios. Además, son de naturaleza social. El otro tipo de sonido es el que emplean para la ecolocalización, y son ráfagas de impulsos sonoros breves, como los de las pulsaciones. Su frecuencia puede oscilar entre los 2 y los 120 o 130 kilohercios».

Comunicación = hasta 30 kHz. Ecolocalización = 2 a 130 kHz

Los ondas sonoras viajan por el agua y se reflejan al chocar con un objeto.

Los delfines reciben estos ecos a través de las mandíbulas, donde el tejido adiposo especializado actúa transfiriendo las vibraciones al oído medio e interno.

A continuación pasan al cerebro para su interpretación.

El tiempo que tardan en percibir las distintas frecuencias del eco les permite interpretar el entorno físico que les rodea, e incluso les confiere la habilidad de localizar peces que se esconden bajo la arena.

La ecolocalización puede mostrar: Tamaño y forma de los objetos. Distancia, velocidad y dirección. Estructura interna

El uso que los delfines hacen del sonido es complejo y una parte esencial de sus vidas, pues les permite navegar, cazar y comunicarse en un entorno marino en constante cambio.


Ponte en contacto con nosotros