La evolución humana: los seres humanos y la agricultura

Incluido en: La evolución del hombre

Los seres humanos y la agricultura

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

¿Por qué el desarrollo de las primeras técnicas agrícolas supuso un paso evolutivo crucial? Descubre cómo las primeras técnicas agrícolas transformaron al hombre de Neanderthal.

Claves de aprendizaje

  • El final de la última glaciación, hace 12.000 años, fue un momento decisivo en la evolución cultural del hombre.
  • Al final de la última glaciación, gracias a las favorables condiciones ambientales el hombre pudo establecerse en un lugar y dejar la vida nómada.
  • Con el tiempo, se desarrollaron las comunidades y el hombre comenzó a cultivar plantas y a domesticar animales para obtener alimento.
  • Al desarrollarse la civilización humana, el hombre comenzó a comprender y a aprovecharse de la naturaleza y el paisaje se transformó.

Este video no tiene asociado ninguna Guía de Exploración Didáctica.

El final de la última glaciación, hace 12.000 años, fue un momento decisivo en la evolución cultural del hombre....

Hasta entonces, los seres humanos eran cazadores y recolectores.

Nuestros antepasados sobrevivían desplazándose. Eran nómadas y vivían recolectando plantas y cazando animales por tierras inhóspitas.

El fin de la glaciación dio paso a unas condiciones ambientales más favorables; aumentó la cantidad de plantas y surgieron nuevos tipos, más alimenticios para el ser humano, a raíz de acontecimientos fortuitos.

Uno de los acontecimientos fundamentales fue el cruce de una planta de trigo silvestre y una egílope natural, que formaron un híbrido fértil con semillas más gruesas: la espelta silvestre.

Ocurrió en el creciente fértil de Oriente Medio, en la región que rodea Jericó.

Por primera vez, el hombre comenzó a plantar y recolectar la espelta.

En otro acontecimiento fortuito, la espelta se cruzó con otra herbácea silvestre y formó otro nuevo híbrido.

Pero el viento ya no dispersaba este tipo de trigo, con lo que era necesario cultivarlo.

En el creciente fértil, esta sencilla planta fue el motivo por el que el hombre comenzó a cultivar a mayor escala.

Fue el catalizador que haría que el hombre pasara de ser nómada a vivir en asentamientos permanentes.

Esto provocó más cambios... se comenzó a moldear arcilla para construir las primeras casas.

Y con el cultivo de plantas, vino la primera domesticación de animales para servir de alimento. Cabras y ovejas.

Al crecer las comunidades, aumentó la comunicación, las ideas y las técnicas, y se inventaron los primeros arados y ruedas.

Así que el cambio climático y los accidentes de la naturaleza sentaron las bases de la agricultura.

Se estableció una nueva relación con la naturaleza, la transformación de nuestro entorno, que supuso el inicio de la civilización humana tal y como la conocemos.


Ponte en contacto con nosotros