La fermentación

Incluido en: Conceptos alimentarios básicos

La fermentación

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Descubre el proceso químico que da lugar a algunos de los alimentos más comunes, como el pan, el yogur, el vino y el vinagre.

Claves de aprendizaje

  • La fermentación es el proceso por el que los azúcares se convierten en otros productos .
  • Es un proceso natural debido a la acción de microorganismos tales como las bacterias, las levaduras y los mohos.
  • Tiene gran importancia en la industria agroalimentaria.
  • También puede resultar importante para el sector de la energía.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Conceptos alimentarios básicos

Transforma la leche en queso... las uvas en vino... y el agua hervida con semillas de cebada en cerveza.

Estas transformaciones pueden parecer producto de la magia, pero son el resultado de un proceso natural que altera las propiedades de las sustancias con la ayuda de microorganismos...

Recibe el nombre de «fermentación».

Fermentación

El tipo exacto de fermentación depende del alimento o la bebida de partida, si bien consiste habitualmente en convertir azúcares en otros productos.

Para producir esta reacción pueden emplearse tres tipos de microorganismos: las bacterias... las levaduras... y los mohos.

Bacterias. Levaduras. Mohos

Tanto las levaduras como los mohos son hongos...

Las levaduras son microorganismos unicelulares... mientras que los mohos tienen estructuras multicelulares ramificadas.

Puede parecer mentira que estos microorganismos sean la base de una deliciosa cocina, pero sin ellos no podrían producirse muchos alimentos tradicionales.

El vino, por ejemplo, se obtiene al añadir levadura al mosto de uva en ausencia de oxígeno.

En estas condiciones, la levadura libera enzimas que descomponen los azúcares naturales en etanol y dióxido de carbono.

En condiciones anaeróbicas, estas enzimas convierten: glucosa = etanol + dióxido de carbono C6H12O6 = 2C2H5OH + 2CO2

El dióxido de carbono producido puede utilizarse para crear burbujas en las bebidas, como en el caso del champán, o liberarse a la atmósfera.

A veces, el dióxido de carbono es el producto más importante de la fermentación, como ocurre con el pan.

La levadura convierte el almidón de la harina en etanol, que se evapora durante la cocción, y el dióxido de carbono liberado hace que el pan crezca.

Este producto secundario, el etanol, también puede utilizarse para producir un combustible llamado bioetanol.

Al ser producido por organismos vivos, es renovable, a diferencia de los combustibles fósiles, que se agotarán en el futuro.

De modo que la fermentación no es solo esencial para la industria alimentaria y de las bebidas, sino que también puede llegar a serlo para la industria energética.


Ponte en contacto con nosotros