La Luna y las mareas vivas

Incluido en: La Luna

La Luna y las mareas vivas

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Cómo influye la Luna en las mareas diarias y provoca mareas vivas al alinearse con el Sol.

Claves de aprendizaje

  • La Luna origina y controla las mareas.
  • Su atracción gravitatoria hace que el agua de los océanos cree un engrosamiento en dirección a la Luna.
  • Las mareas se producen cuando la Tierra pasa por los engrosamientos a medida que rota.
  • Las mareas vivas se producen con luna nueva y luna llena.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La Luna

La Luna crea y controla las mareas.

Su atracción gravitatoria sobre los océanos es tan enorme que los deforma creando un abultamiento.

También la Tierra es atraída ligeramente hacia la Luna, lo que provoca otro abultamiento en las aguas del lado opuesto.

La Tierra gira a través de estos abultamientos mientras rota sobre su eje.

Tarda 24 horas en realizar una rotación completa, por lo que tenemos una pleamar y una bajamar cada 12 horas.

El ejemplo más extremo de la influencia de la Luna sobre las mareas ocurre durante la luna nueva y la luna llena.

Luna nueva o luna llena. Alineada con el Sol y la Tierra

La atracción gravitatoria de la Luna se combina con la del Sol provocando mareas mucho más altas de lo normal.

Estas mareas extremas se denominan mareas vivas.

Se producen cada dos semanas aproximadamente, coincidiendo con la luna nueva y la luna llena.

El tamaño de las mareas vivas varía con el ciclo anual.

Más extremas en los equinoccios. Menos extremas en los solsticios

Cuando las mareas penetran tierra adentro, como ocurre en el estuario de Severn, sus efectos son incluso más espectaculares.

Ola del río Severn, Reino Unido

Esta es la temible ola fluvial del río Severn. Varias veces al año una marea viva excepcionalmente alta invierte la dirección de la corriente del río creando una ola de dos metros de altura.

Este suceso se repite al otro lado del Atlántico, en el río Amazonas, pero a mucha mayor escala.

Ola del Amazonas, Brasil

Recorriendo centenares de kilómetros río arriba, la ola fluvial del Amazonas arrasa las riberas de sus afluentes destrozándolo todo a su paso.

Pero la ola fluvial más importante del mundo tiene lugar en China, en el río Qiantang, que desemboca al sur de Shanghái.

Ola del río Qiantang, China

En el equinoccio de otoño, una ola increíblemente alta, ayudada por los vientos estacionales, acumula una masa de agua en la desembocadura del río.

Este fenómeno anual congrega a muchos valientes.

Conocida como la Marea del Dragón Negro, se cobró muchas vidas en el pasado, cuando los guerreros trataban de remontar al monstruo en sus barcos. Correr más rápido que ella sigue siendo un deporte de riesgo en la zona.

El feroz Dragón Negro de Qiantang retorna después al mar.

Y todo ello se debe a la atracción gravitatoria de la Luna, situada a 384.000 kilómetros de la Tierra.


Ponte en contacto con nosotros