La presión y la superficie

Incluido en: La presión

La presión y la superficie

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Aprende cómo la superficie puede afectar a la cantidad de presión ejercida y por qué esto nos resulta útil.

Claves de aprendizaje

  • La presión es la cantidad de fuerza que actúa sobre una superficie determinada.
  • La presión se mide en pascales.
  • Podemos controlar la presión modificando el área de la superficie sobre la que se aplica la fuerza.
  • Unos tacones de aguja ejercen más presión que unas sandalias

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La presión

Cuando nos movemos, nuestro peso no varía.

Siempre ejercemos la misma fuerza sobre el suelo, provocada por la gravedad que nos atrae hacia abajo.

Lo que sí puede variar es la cantidad de presión.

Presión

La presión es la cantidad de fuerza que actúa por unidad de superficie, y se mide en pascales.

Presión: fuerza por unidad de superficie, se mide en pascales (Pa). 1 Pa = 1 newton por m²

Podemos manipular la presión modificando el área sobre la que se aplica la fuerza.

Una aleta tiene una gran superficie y deja una huella poco profunda sobre la arena.

Un zapato de tacón tiene una superficie muy pequeña y deja una huella profunda en la arena.

Aunque la fuerza aplicada sobre la arena es la misma en ambos casos, está más concentrada cuando apoyamos el tacón sobre el suelo, lo que implica que la presión es mucho mayor en ese punto.

Menor superficie = mayor presión.

Comprender la relación existente entre presión y superficie es increíblemente útil.

Es lo que permite que los esquís se deslicen sobre la nieve en lugar de hundirse en ella.

Los tanques distribuyen su peso a lo largo de las orugas para desplazarse por lugares en los que las ruedas se hundirían fácilmente...

Y los escaladores, para tener más agarre sobre las superficies heladas, aumentan la presión en los puntos de contacto.

Pero los objetos sólidos no son los únicos que ejercen presión.

La Tierra soporta constantemente la presión del peso del aire de la atmósfera.

Por suerte para nosotros, ¡nuestros cuerpos solo soportan una diminuta fracción de esa fuerza, dado que se reparte por una superficie enorme!


Ponte en contacto con nosotros