La pubertad en las niñas

Incluido en: La pubertad

La pubertad en las niñas

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

De niña a mujer: cómo el estrógeno y la progesterona alteran el cuerpo femenino, desde las características sexuales a las espinillas y a la imagen del cuerpo.

Claves de aprendizaje

  • Comienza de los 8 a los 14 años.
  • Las hormonas FSH y LH activan los ovarios para que liberen estrógeno y progesterona.
  • Menstruación.
  • Características sexuales secundarias.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La pubertad

La pubertad en las niñas normalmente se inicia entre los 8 y los 14 años.

La folitropina y la hormona luteinizante que libera el cerebro llegan a los ovarios.

Folitropina. Hormona luteinizante

Allí estimulan la producción de las hormonas sexuales femeninas: estrógeno y progesterona.

Estrógeno. Progesterona

Estas cuatro hormonas colaboran para dirigir el mayor cambio de la pubertad para una niña: el inicio del periodo.

«No quiero tener el periodo. ¿Sabes por qué? Porque te cambia el humor».

Por primera vez, se libera uno de los cientos de miles de óvulos de los ovarios y baja por la trompa de Falopio hasta llegar al útero.

Si no se fecunda el óvulo, caen los niveles de progesterona. Entonces se desprende el recubrimiento del útero, que había aumentado su grosor para acoger al óvulo fecundado. Y se produce la menstruación.

El recubrimiento del útero se desprende.

Las hormonas cerebrales y ováricas se siguen liberando en un ciclo muy regulado, de forma que el proceso se repite todos los meses.

Al iniciarse la pubertad, el estrógeno también afecta al resto del cuerpo de la niña.

Provoca la aparición de las características sexuales secundarias...

Características sexuales secundarias.

... como el desarrollo del pecho y el ensanchamiento de las caderas.

El pecho se desarrolla. Las caderas se ensanchan. Se almacena grasa en caderas y muslos.

También sale vello en las axilas y en el pubis, y pueden aparecer manchas y acné en el cuerpo y la cara.

«No veo nada aparte de las manchas».

«Tengo demasiadas manchas».

«¡Soy un bicho con manchas!».

Mientras el cuerpo se adapta, las emociones cambian.

Las niñas pueden estar sensibles y sentirse tímidas hasta que se adaptan a estos rápidos cambios físicos y emocionales.

«Cuando me miro en el espejo, pienso ehhh, veo ehhh... ojos bonitos, una cara con manchas y una nariz horrible que aborrezco».

«Mira qué bulto hay aquí».

«No me gustan mis cejas».

Pero es solo algo temporal. Después de varios años de pubertad, las chicas dejan atrás la niñez y se transforman en mujeres.


Ponte en contacto con nosotros