La vida en el congelador

Incluido en: La adaptación

La vida en el congelador

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

De los osos polares a los pingüinos emperador, cómo sobreviven los animales y las plantas en algunos de los hábitats más extremos de la Tierra: la región polar.

Claves de aprendizaje

  • Muchos animales distintos sobreviven en las regiones más frías de la Tierra.
  • Los osos polares mantienen el calor con una capa de grasa y piel negra, hibernan.
  • Los pingüinos se apiñan para protegerse del viento.
  • Gracias a la adaptación corporal o conductual sobreviven y se multiplican en el frío.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La adaptación

Los helados desiertos de las zonas polares son los lugares más fríos de la Tierra. Las temperaturas invernales llegan hasta unos increíbles -90 grados.

Sin embargo, diversas especies viven y se reproducen en este entorno yermo.

¿Cómo puede ser?

El oso polar es uno de los iconos de este entorno.

Un mamífero de sangre caliente que necesita mantener una temperatura corporal constante.

Su gruesa capa de grasa y su espeso pelaje blanco conservan el calor.

El largo pelo externo es hueco y retiene el aire para aislar el cuerpo y evitar que el manto interno se moje.

Además, bajo su pelo blanco, la piel del oso polar es negra para absorber el calor del sol.

Con la hibernación puede pasar los meses más duros del invierno en un estado aletargado.

El pulso se ralentiza, la temperatura corporal desciende y el animal ayuna y vive de sus reservas de grasa.

Adaptaciones del oso polar: Grasa. Grueso manto aislante. Piel negra para absorber el calor. Hibernación

Las adaptaciones de tamaño y forma minimizan la pérdida de calor.

Generalmente, en los lugares fríos los animales son más redondos y voluminosos para reducir la pérdida de calor por las extremidades.

El zorro polar tiene el cuerpo redondo con patas y cola cortas. Estas adaptaciones le ayudan a soportar temperaturas de -40 ºC.

Sin embargo, la supervivencia de estas especies solo es posible gracias a la combinación de particularidades físicas y de comportamiento.

Los pingüinos emperadores se apiñan para conservar el calor y protegerse del viento.

Es una adaptación conductual.

Los pingüinos también están físicamente adaptados al frío con su forma aerodinámica, su grasa gruesa y sus anchas plumas superpuestas.

Adaptaciones al frío del pingüino emperador: Grasa. Forma aerodinámica. Plumas anchas y superpuestas. Se agrupan para mantener el calor

Estos asombrosos territorios de hielo interminable, nieve y viento, son el hogar de criaturas sorprendentes.

... Y todas ellas son fruto de la adaptación.


Ponte en contacto con nosotros