Las disoluciones

Incluido en: Los estados de la materia

Las disoluciones

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

¿Por qué y cómo se disuelven las sustancias? Descubre lo que pasa cuando se crea una disolución.

Claves de aprendizaje

  • Una disolución es la mezcla que se obtiene cuando un sólido se disuelve en un líquido.
  • Un disolvente es un líquido que puede disolver sustancias.
  • Un soluto es la sustancia disuelta en una disolución.
  • La saturación es aquel punto en el que una disolución ya no puede mantener disuelto más soluto.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Los estados de la materia

Cuando se remueve azúcar en un té...

O sal en agua...

el sólido se disuelve en el líquido, y se forma una mezcla que denominamos disolución.

Un líquido que puede disolver sustancias de esta manera se llama «disolvente».

Disolvente: líquido que disuelve un sólido.

El sólido que se disuelve se denomina «soluto» y decimos que es soluble.

Soluto: sustancia disuelta en una disolución.

Aunque parece que ha desaparecido, el soluto sigue existiendo dentro de la mezcla.

La disolución de sal tiene la misma masa que la sal y el agua por separado, lo que prueba que la sal todavía está ahí.

Sucede lo mismo cuando se disuelve azúcar en agua. El agua se compone de muchas partículas de pequeño tamaño en movimiento dentro del recipiente.

Cuando se añaden cristales sólidos de azúcar, se descomponen en pequeñas partículas de azúcar.

Estas se mueven libremente entre las partículas de agua,

por lo que el volumen de la disolución permanece casi sin cambios.

La disolución no es una reacción química, dado que las partículas no han cambiado y no se han formado nuevas sustancias.

Es meramente un proceso físico que hace que las partículas se mezclen entre sí.

Cuanto más soluto se disuelve, más concentrada se vuelve la disolución.

Pero, sea cual sea la concentración, una disolución siempre es transparente.

Pueden tener color, pero son siempre transparentes, porque las partículas sólidas disueltas son demasiado pequeñas como para verse.

Insoluble

Si la mezcla queda turbia, significa que una parte del soluto no se ha disuelto.

Muchos sólidos no se disuelven en agua; son insolubles, como esta arcilla.

Este tinte no se disuelve en agua aunque se remueva mucho.

Y el esmalte de uñas es insoluble en agua, pero soluble en acetona.

Saturación

Si a una disolución se le sigue añadiendo soluto, llegará un punto en el que no se disuelva más.

Esto se denomina «saturación».

La rapidez con la que se disuelve un soluto también depende de la temperatura. Cuanto más caliente está el líquido, más rápido se mueven las partículas.

De modo que el azúcar se disolverá mucho antes en una taza de té caliente que en agua fría.


Ponte en contacto con nosotros