Los ácidos y los álcalis (segunda parte)

Incluido en: Los ácidos y las bases

Las reacciones de neutralización

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Los álcalis y los ácidos pueden neutralizarse para numerosos y distintos fines. Por ejemplo, las reacciones de neutralización nos permiten respirar bajo el agua o que las indigestiones las llevemos de forma más aliviada

Claves de aprendizaje

  • El pH de una disolución neutra es de 7.
  • El bicarbonato de sodio es un álcali capaz de neutralizar los ácidos estomacales.
  • En cada reacción de neutralización se combinan un ácido y una base y se forma una sal y agua.
  • Los submarinistas emplean reacciones de neutralización para poder seguir bajo el agua durante más tiempo.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Los ácidos y las bases

Cuando se combinan un ácido y una base, puede tener lugar una importante reacción química.

Si la cantidad correcta de ácido con el pH adecuado se mezcla con la cantidad correcta de base, el ácido y la base reaccionan para originar una disolución neutra.

Neutro: pH = 7

Neutralización

Un ejemplo cotidiano de neutralización se produce al ingerir pastillas contra la indigestión.

El estómago humano segrega de manera natural ácido clorhídrico, con un pH de tan solo 2. Esto ayuda a impedir el desarrollo bacteriano y a descomponer la comida.

Pero si este ácido se acumula, puede causar dolor y para calmarlo, tomamos antiácidos.

Los antiácidos incluyen un álcali, como el bicarbonato de sodio, que puede neutralizar el ácido.

En cada reacción de neutralización se combinan un ácido y una base para formar una sal y agua.

Una base de carbonato de metal también producirá dióxido de carbono.

La sal producida puede ser útil, así que las reacciones de neutralización se usan para fabricar productos químicos como colorantes para fuegos artificiales y fertilizantes.

A veces es la propia neutralización la que resulta útil.

Cuando los submarinistas exhalan dióxido de carbono, este aire exhalado ya no puede volver a inhalarse, porque mucho dióxido de carbono es perjudicial.

Las botellas de aire normales lo liberan en forma de burbujas, lo que limita el tiempo que se puede pasar bajo el agua.

Pero una botella conocida como «reciclador» puede solventar este problema.

El dióxido de carbono es un gas ácido, y el reciclador utiliza una reacción de neutralización para eliminarlo.

La bombona contiene cristales de cal sodada, que son alcalinas.

Cuando el dióxido de carbono ácido pasa por ellos, reacciona con la cal sodada alcalina y forma una sal y agua.

Se ha eliminado el dióxido de carbono y el aire puede reciclarse y respirarse con seguridad, lo que permite que los submarinistas permanezcan sumergidos tres veces más tiempo como mínimo.

De modo que las reacciones de neutralización tienen aplicaciones importantes, tanto en la producción de sales como en la eliminación de ácidos y bases dañinos.


Ponte en contacto con nosotros