Los biocombustibles

Incluido en: La energía renovable

Los biocombustibles

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

¿Pueden convertirse los biocombustibles en los combustibles sostenibles del futuro? ¿La energía que se emplea en su producción y el impacto sobre la biodiversidad implican mayor perjuicio que beneficio?

Claves de aprendizaje

  • El biocombustible ofrece una producción económica y es una fuente de energía renovable.
  • Los biocombustibles se producen a partir de la fermentación de cultivos como la caña de azúcar, semillas de colza, aceite de maíz y de palma.
  • Los gases de efecto invernadero producidos por el consumo de biocombustibles se compensan con la replantación.
  • Los gases de efecto invernadero se crean a partir de las técnicas de cultivo de los biocombustibles y cultivar biocombustibles utiliza tierras útiles para cultivar alimentos.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La energía renovable

La biomasa es una de nuestras fuentes de energía más antiguas.

Biomasa: materia animal y vegetal

Cuando quemamos cualquier materia viva o que ha estado viva hasta hace poco, se convierte en un biocombustible.

Hoy día, el término «biocombustible» tiende a referirse al bioetanol y al biodiésel, que sustituyen o se añaden a la gasolina y al gasoil.

Estos combustibles se fabrican a gran escala a partir de la fermentación de cosechas, como maíz y caña de azúcar, recursos naturales de rápido crecimiento y sustitución.

Bioetanol y biodiesel fabricados con: caña de azúcar. Maíz. Colza. Aceite de palma.

La popularidad de los biocombustibles va en aumento, en parte porque son baratos de producir.

La quema de biocombustibles libera gases de efecto invernadero pero la producción de nuevas cosechas los absorbe y se compensa.

Caña de azúcar: 10–50 % menos de emisiones que los combustibles fósiles. La emisión de gases de efecto invernadero se neutraliza con el replantado Pero no es un equilibrio sencillo, ya que los fertilizantes y la energía que se emplean para su cultivo pueden volverlos más contaminantes que los combustibles fósiles. Colza y maíz: Produce 50 – 70 % menos emisiones que los combustibles fósiles. Gases de efecto invernadero a consecuencia de las técnicas de cultivo

La limpieza de la tierra para su cultivo disminuye la biodiversidad y reduce el terreno disponible para el cultivo; esto hace que suban los precios de los alimentos, lo que los hace inaccesibles para algunas comunidades.

John Sauven - Director ejecutivo, Greenpeace Reino Unido - «Puedes llenar el estómago de una persona o llenar el depósito del coche de combustible. No hay términos medios, esas son las decisiones que vamos a tener que tomar».

Aunque hay posturas encontradas, la producción va en aumento.

Andrew Owens - Greenergy, productor de biocombustible del Reino Unido - «Hoy día, sin los biocombustibles, creo que no podríamos mantener todos los coches, camiones y autobuses en movimiento en todo el mundo».

Las nuevas tecnologías podrían darnos la respuesta...

John Sauven - Director ejecutivo, Greenpeace Reino Unido - «En lo que realmente tenemos que pensar es en los biocombustibles de segunda generación; por ejemplo, si pudiéramos consumir las cosechas como alimento y después usar los residuos como biocombustible, la situación sería mucho mejor».

Si la producción consigue equilibrar el impacto sobre el medioambiente y la necesidad mundial de alimentos, los biocombustibles se convertirán rápidamente en la energía ecológica del futuro.


Ponte en contacto con nosotros