Los cambios de estado de la materia

Incluido en: Los estados de la materia

Los cambios de estado de la materia

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

El agua puede ser un sólido, un líquido o un gas. ¿Cómo cambia de estado la materia?

Claves de aprendizaje

  • El hielo, el agua líquida y el vapor de agua están formados exactamente por las mismas moléculas.
  • La evaporación ocurre cuando la temperatura sube lo suficiente como para hacer que un líquido pase a ser un gas.
  • La condensación tiene lugar cuando una sustancia en estado gaseoso se enfría por debajo de su punto de ebullición y pasa a estado líquido.
  • La congelación es el resultado de enfriar un líquido lo suficiente como para que solidifique.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Los estados de la materia

Hielo... agua líquida... y vapor...

Todos son exactamente las mismas moléculas de agua, pero en distintos estados.

No hay ninguna diferencia química entre estas sustancias; es únicamente la disposición física de sus moléculas lo que las hace tan distintas.

El agua es un ejemplo conocido, si bien la mayor parte de las sustancias pueden existir como sólido, líquido o gas. Todo depende de la temperatura.

Sólidos

Cuando a un sólido se le aporta energía térmica, sus partículas vibran con más violencia.

Con el tiempo, si se les aporta suficiente energía, pueden llegar a separarse y moverse con libertad, y el sólido se convierte en líquido. Este cambio se denomina «fusión».

Fusión = sólido a líquido

Cada sustancia pura se funde a una determinada temperatura fija conocida como «punto de fusión».

El metal galio se funde a 30 ºC, por lo que basta tocarlo con la mano para fundirlo.

Mientras que el punto de fusión del agua es 0 ºC.

Como la fusión se produce a una temperatura fija, la sustancia seguirá a esa temperatura hasta que todo el sólido se haya vuelto líquido.

Por lo tanto, la temperatura de este agua pura es 0 ºC, independientemente de cuánto hielo haya.

Líquidos

Cuando se calienta un líquido sus partículas se mueven más rápido. Con la suficiente energía, algunas partículas cerca de la superficie vencen las fuerzas de atracción y escapan para convertirse en un gas.

Esto es la «evaporación».

Evaporación = líquido a gas

Gases

Si la temperatura sube lo suficiente, las partículas de todo el líquido, no solo las que se encuentran en la superficie, empiezan a escapar... y se forman burbujas.

En el punto de ebullición, la temperatura permanece igual independientemente de cuánto se caliente el líquido.

Esto tiene lugar a una temperatura específica para cada líquido puro.

El enfriamiento de un gas por debajo de su punto de ebullición hace que las partículas se muevan más despacio.

El gas vuelve a convertirse en un líquido; este cambio se denomina condensación.

Condensación = gas a líquido

Y si un líquido se enfría lo suficiente, sus partículas se unirán para formar un sólido: la «congelación».

Congelación = líquido a sólido

Los puntos de fusión y de ebullición de las distintas sustancias tienen una gran influencia en todo lo que vemos a nuestro alrededor, y afecta a sólidos, líquidos y gases.


Ponte en contacto con nosotros