Los combustibles fósiles: formación

Incluido en: La energía no renovable

Los combustibles fósiles: formación

Play

Resumen

¿De dónde provienen realmente nuestro gas natural, nuestro carbón y nuestro petróleo? Descubre los procesos que comenzaron hace millones de años y que han creado nuestras actuales reservas de combustibles fósiles.

Claves de aprendizaje

  • Son combustibles fósiles el carbón, el petróleo y el gas natural.
  • Los combustibles fósiles se forman a partir de restos fosilizados de animales y plantas prehistóricos.
  • El petróleo y el gas se forman dentro en el lecho marino y el carbón en entornos no-marinos.
  • Los combustibles fósiles proporcionan energía, pero son un recurso limitado.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Consulta de materiales de aprendizaje para La energía no renovable

Descargar transcripción

Dependemos de los combustibles fósiles.

El carbón, el petróleo y el gas natural proporcionan cerca del 90 % de la energía del mundo.

Uso global de combustibles fósiles: carbón, 28 %. Petróleo, 40 %. Gas natural, 20 %.

Aunque adoptan distintas formas, estos tres combustibles son hidrocarburos, se formaron a partir de restos fosilizados de animales y plantas prehistóricos.

La mayoría de los combustibles fósiles que usamos hoy día se crearon a partir de organismos que vivieron millones de años antes que los primeros dinosaurios.

Pero ¿cómo se convierten estos restos en poderosas fuentes de energía?

Las plantas absorben la energía del Sol, y la convierten en energía utilizable por medio del proceso biológico de la fotosíntesis.

Cuando las plantas y animales mueren, los microorganismos los deshacen o descomponen.

Con este proceso, la materia orgánica prehistórica quedó enterrada en capas, con energía química atrapada en su interior.

Con el tiempo, la presión y el calor comprimieron este material y extrajeron sustancias como el agua, lo que dejó concentraciones de carbono y formó los combustibles fósiles sólidos, líquidos o gaseosos que hoy conocemos.

Formación de combustibles fósiles

El petróleo y el gas se forman a partir de restos orgánicos de organismos marinos en el lecho de los océanos.

El carbón se forma normalmente en entornos no marinos, a partir de restos de vegetación terrestre.

Hoy día, estos combustibles se extraen del subsuelo.

Los combustibles fósiles son una fuente de energía lista para usar.

Pero, como tardan tanto tiempo en formarse, no se pueden reponer durante nuestras escalas temporales, es decir, que su dominio como fuente de energía es finito, es insostenible.


Ponte en contacto con nosotros