Los comienzos de la química: el descubrimiento del fósforo

Incluido en: El descubrimiento de los elementos

Los comienzos de la química: el descubrimiento del fósforo

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

La historia de Hennig Brand y cómo descubrió el elemento fósforo cuando puso a hervir cubos de orina. Averigua cómo sus experimentos allanaron el camino para el descubrimiento de los elementos químicos modernos.

Claves de aprendizaje

  • Los elementos pueden estar ocultos en materiales más complejos.
  • Hennig Brand identificó el fósforo en 1669.
  • El fósforo fue descubierto al hervir orina.
  • El fósforo forma parte de nuestros huesos, ADN, tejidos y sangre.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para El descubrimiento de los elementos

Esta es la historia de cómo empezó a resolverse uno de los misterios más grandes de la ciencia gracias a un experimento innovador... para el que se emplearon 50 cubos de orina.

Hace cientos de años, nadie sabía de qué estaba hecho el mundo que nos rodea.

Se barajaban muchas ideas que ahora sabemos que son erróneas, como la creencia de los antiguos griegos de que todo estaba formado por solo cuatro elementos básicos: aire, fuego, tierra y agua.

No fue hasta que se empezó a experimentar con distintos materiales, calentándolos y mezclándolos para alterar sustancias, cuando se dieron los primeros pasos hacia la química como ciencia.

La motivación detrás de estos primeros experimentos era descubrir el mundo oculto de la materia. Pero no tenían ni idea de lo que estaban utilizando.

Hennig Brand, 1669

En la Alemania del siglo XVII, un alquimista, Hennig Brand, comenzó a experimentar con la orina porque su color dorado le intrigaba.

Andrea Sella, Universidad College de Londres - «Una de las creencias alquímicas era que el hombre era realmente un microcosmos del universo. Y, por tanto, la orina contenía algo de esa fuerza esencial, la fuerza vital, y era en realidad una sustancia de poder».

Brand destiló la orina hasta obtener una pasta, que luego calentó a gran temperatura durante varios días.

Dr. Andrea Sella, University College de Londres: "Bien, lo que Brand intentaba hacer era llegar al quid de la cuestión, para lo cual había que hervir la materia y deshacerse de las partes no esenciales, que, por supuesto, eran agua principalmente".

El olor tuvo que ser insoportable, pero lo que quedó fueron pequeños fragmentos de una sustancia que se estaba convirtiendo en volutas de humo.

Las partículas ardían vivamente al entrar en contacto con el aire.

Brand se había convertido sin querer en la primera persona que aislaba un elemento oculto. Había descubierto lo que hoy llamamos fósforo.

el fósforo

Andrea Sella, Universidad College de Londres - «El fósforo es muy importante desde el punto de vista biológico. Nuestros huesos se componen principalmente de hidroxifosfato de calcio; el fósforo está presente en nuestro ADN y en toda clase de tejidos, por lo que siempre hay fosfatos en la sangre, y el exceso se transfiere a la orina».

El nuevo y ardiente elemento fue toda una sensación... y con el tiempo dio lugar a la invención de la cerilla.

Pero la importancia real del descubrimiento de Hennig Brand reside en que reveló que podía haber elementos escondidos dentro de materiales más complejos.

A partir del insólito proceso de hervir orina, Hennig Brand dio los primeros pasos para saber realmente cuáles eran los componentes básicos de la materia.


Ponte en contacto con nosotros