Los halógenos

Incluido en: Los no metales

Los halógenos

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Los halógenos aún siendo peligrosos para la vida , sin embargo, también resultan de gran utilidad. ¿Cómo reaccionan con otros elementos?

Claves de aprendizaje

  • Los halógenos son los elementos que forman el Grupo 7 de la tabla periódica.
  • Los halógenos son no metales y son muy reactivos.
  • Los puntos de fusión y de ebullición de los halógenos aumentan cuanto más abajo se encuentran los elementos en el grupo.
  • La reactividad de los halógenos disminuye a medida que se baja por el grupo.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Los no metales

Los elementos del grupo 7 de la tabla periódica reciben el nombre de halógenos.

Los halógenos

Son el flúor, el cloro, el bromo, el yodo y el ástato.

Todos ellos son no metales, y son muy reactivos.

Esto se debe a los siete electrones de su capa exterior, a la que le falta uno para estar completa, lo que les confiere una gran tendencia a ganar un electrón.

De hecho, los halógenos son tan reactivos que sus átomos solo existen en la naturaleza unidos a otros.

El término «halógeno» significa «formador de sal», ya que se combina con los metales para formar sales, como el cloruro de sodio.

«Halo-geno». Formador de sal.

En su forma pura, los halógenos existen como pares de átomos unidos entre sí.

Y todos forman vapores de colores.

A temperatura ambiente, el flúor es un gas amarillo, y el cloro, uno verdoso...

El bromo forma con facilidad un vapor rojizo...

... Y el yodo se convierte rápidamente en un vapor morado al calentarlo un poco.

Los puntos de fusión y de ebullición suben a medida que se baja por el grupo. Esta tendencia se observa a temperatura ambiente, ya que el flúor y el cloro son gases, el bromo es líquido, y el yodo y el ástato son sólidos.

Puntos de ebullición de los halógenos: Flúor: –188 °C. Cloro: –35 °C. Bromo: 59 °C. Yodo: 184 °C. Astato: 337 °C.

La reactividad disminuye grupo abajo, de manera que el cloro es más reactivo que el bromo, que a su vez lo es más que el yodo.

Esto se debe a que cada vez hay más capas de electrones llenas apantallando el núcleo, lo que debilita su poder de atracción y hace que a los átomos de la parte baja del grupo les cueste más ganar un electrón.

Los halógenos son peligrosos para los seres vivos. Pueden matar bacterias y ser tóxicos para los humanos.

Pero su poder bactericida también nos resulta útil.

El agua se trata con cloro para evitar la propagación de enfermedades...

... Y el yodo se emplea a menudo como antiséptico en tratamientos médicos.

Los compuestos halogenados pueden ser muy estables... tanto es así que persisten mucho tiempo en el medio ambiente y provocan daños...

Los clorofluorocarbonos, o CFC, han dañado la capa de ozono de la Tierra y permanecerán en la atmósfera durante décadas.

Y todo por la necesidad subyacente de los átomos de los halógenos de ganar un electrón y formar así un resistente enlace químico con otros átomos.


Ponte en contacto con nosotros