Los océanos: mares de coral

Incluido en: Los biomas oceánicos

Los océanos: mares de coral

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Los mares de coral son los hábitats con mayor color y diversidad de la Tierra, y surgen de una singular relación simbiótica entre las larvas de coral y las algas.

Claves de aprendizaje

  • Los arrecifes de coral se encuentran en los cálidos océanos tropicales y son las mayores estructuras vivas del planeta.
  • Pero pueden tardar miles de años en formar un arrecife maduro.
  • Los corales forman simbiosis con las algas que viven en el arrecife y realizan la fotosíntesis, por lo que producen energía para el coral.
  • Las tormentas, la contaminación, el calentamiento y la sobreexplotación están destruyendo los arrecifes a una velocidad alarmante.

Este video no tiene asociado ninguna Guía de Exploración Didáctica.

En los océanos tropicales se encuentran los hábitats marinos más ricos y coloridos, los arrecifes de coral, una de las estructuras vivientes más grandes del planeta.

Pero estos organismos no son plantas, sino animales.

Arrecifes de coral: Colonias de pólipos invertebrados. Se encuentran en los hábitats de los océanos tropicales. Profundidad: de 0 a 60 m

Estos vastos ecosistemas comienzan con una única larva de coral, que se establece y crece sobre el lecho marino. En pocos días, se transforma en un pólipo.

Pólipo de coral: cuerpo blando. Coralito: exoesqueleto duro

Este se reproduce y surge una colonia. Los pólipos crecen rápido, pero pueden tardar miles de años en formar un arrecife maduro.

La luz solar es fundamental para los arrecifes, ya que los pólipos coralinos forman simbiosis con las algas que viven dentro de sus estructuras.

Las algas realizan la fotosíntesis y producen comida para sí mismas y para el coral.

Relación simbiótica: las algas producen el 98 % de la energía del coral

Los pólipos se alimentan por la noche, emergen de sus esqueletos calcáreos y extraen el plancton del agua.

Existe una tremenda competencia por el espacio, así que, si un coral detecta un rival, exuda sus entrañas y lo digiere.

Muchas otras especies del arrecife forman relaciones simbióticas. Por ejemplo, los cangrejos viven y se alimentan en el coral y, a cambio, defienden al coral de la estrella corona de espinas.

Otras especies que se alimentan y se cobijan en los arrecifes de coral son la sepia, el camarón arlequín e incluso las ballenas jorobadas, que usan la zona como criadero.

Las formas de vida aquí son muy diversas y están estrechamente relacionadas.

Los arrecifes de coral son estructuras delicadas. Las tormentas pueden destruir cientos de años de crecimiento en pocas horas.

Y la polución, la sobreexplotación y el calentamiento están destruyendo los arrecifes a una velocidad alarmante.

Los arrecifes de coral están entre los hábitats más diversos del mundo y son fundamentales para la vida en nuestros océanos.


Ponte en contacto con nosotros