Los océanos: zona fótica

Incluido en: Los biomas oceánicos

Los océanos: zona fótica

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

La superficie oceánica bulle con criaturas que viven en el agua, pero que necesitan luz solar para sobrevivir.

Claves de aprendizaje

  • La zona fótica es la zona que se encuentra de 0 a 200 m bajo la superficie del mar y es el hogar de una cantidad infinita de vida.
  • En esta zona fótica, las plantas microscópicas convierten la energía solar mediante fotosíntesis.
  • Las montañas submarinas ofrecen refugio a los animales pequeños contra los depredadores.
  • A profundidades superiores a 200 m, la luz del sol no penetra y pocos organismos pueden sobrevivir.

Este video no tiene asociado ninguna Guía de Exploración Didáctica.

Desde arriba, el océano abierto parece un territorio infinito, estéril y yermo.

Pero bajo la capa superficial del océano hay una inmensa cantidad de formas de vida.

Esta es la zona epipelágica o fótica.

Zona epipelágica: Profundidad: de 0 a 200 m. Temperatura: de -2 a 40 ºC. Mucha luz solar.

En esta zona, las plantas microscópicas como el plancton y las algas convierten la energía solar mediante fotosíntesis.

Y donde hay plantas, también hay animales.

El krill y los peces pequeños comen algas y fitoplancton y, a su vez, atraen a depredadores como el marlín rayado, el atún, el pez vela, el delfín, los tiburones ballena e incluso aves... y las rayas se alimentan de las huevas de los peces.

El océano abierto no ofrece refugio contra los depredadores, pero los desechos flotantes y las algas pueden ayudar.

Y a veces, el vacío de la zona epipelágica se ve truncado por montañas submarinas que se elevan miles de metros desde el fondo del océano.

Montañas marinas

Es un lugar relativamente seguro para que los peces más jóvenes crezcan, y también para aparearse.

Aunque nunca es totalmente seguro. Los depredadores como el tiburón martillo patrullan estas zonas.

La zona epipelágica o fótica está llena de vida. Pero unos cientos de metros por debajo subyace un mundo muy diferente.


Ponte en contacto con nosotros