Los pilotos de combate: la fuerza G

Incluido en: La aplicación de fuerzas

Los pilotos de combate: la fuerza G

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Los cambios de aceleración representan un grave riesgo para los pilotos de combate. Descubre cómo se preparan para evitar los desvanecimientos durante el vuelo.

Claves de aprendizaje

  • Los pilotos de caza de combate reciben entrenamiento para poder soportar la fuerza de la gravedad.
  • Los pilotos de caza se entrenan en una centrifugadora.
  • Cuanto mayor es la aceleración, mayor es la fuerza de la gravedad.
  • La fuerza de la gravedad puede hacer que los pilotos sientan náuseas, que su visión se vuelva borrosa e incluso que se desmayen.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La aplicación de fuerzas

Los cuerpos de los pilotos de combate están sometidos a fuerzas muy intensas.

Deben soportar aceleraciones extremas, giros rápidos y vertiginosos cambios de altitud.

Con los avances tecnológicos, los aviones de combate alcanzan aceleraciones para las que el cuerpo humano no está preparado...

El aumento de la aceleración incrementa lo que se denomina «fuerza G».

Fuerza G (g)

1 G es la fuerza que experimentas debido a la gravedad en la superficie terrestre.

Cuando aceleran sus aviones, los pilotos de combate experimentan hasta 12 G, es decir, doce veces esa fuerza.

Una fuerza de 12 G puede hacer que se nuble la visión del piloto... que lo vea todo en blanco y negro... o, en casos extremos, que se desmaye.

Para evitar estos síntomas en vuelo, los pilotos se someten a un entrenamiento especial en tierra.

Se entrenan en una centrifugadora.

Esta máquina somete sus cuerpos a las mismas aceleraciones espectaculares que experimentarán en vuelo.

Al repetir estos ejercicios regularmente, durante semanas y meses, sus cuerpos se acostumbran a la aceleración y a la fuerza G.

Los mismos principios se aplican en la preparación de los pilotos para los cambios repentinos de altitud o dirección.

Los aviones de combate pueden descender cientos de metros en pocos segundos y provocar náuseas a los pilotos.

Así que, para mejorar su tolerancia, se entrenan en esta gigantesca máquina.

Aunque el ejercicio no parezca demasiado exigente, el piloto se acostumbra a los cambios constantes de dirección.

Después de unos cuantos meses, estarán listos para volar.

Al estar sometidos a constantes cambios de dirección y velocidad, toda la preparación que reciban los pilotos de combate es poca.


Ponte en contacto con nosotros