Los trenes de levitación magnética

Incluido en: Los imanes

Los trenes de levitación magnética

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Por qué el empleo de imanes, en lugar de ruedas, permite que un tren desafíe la gravedad y alcance velocidades récord sin necesidad de motor.

Claves de aprendizaje

  • El tren Maglev chino no tiene motor sino que emplea electroimanes para moverse.
  • Los imanes permiten que el tren Maglev levite sobre la vía.
  • El tren Maglev encuentra menos rozamiento a su paso y, por consiguiente, puede desarrollar mayores velocidades.
  • El tren Maglev puede alcanzar una velocidad máxima de 581 km/h.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Los imanes

Tren bala de Shinkansen

En Japón, el tren bala de Shinkansen une ciudades a velocidades de vértigo.

Velocidad máxima: 443 km/h

A pesar de que ha sido construido pensando en la velocidad y la comodidad, este modernísimo tren sufre los efectos de la fricción.

Cuando el tren es propulsado, las ruedas presionan contra las vías.

Fricción: fuerza de resistencia, entre superficies en movimiento a distinta velocidad, se opone al movimiento.

Por ello, el tren se ve obligado a luchar constantemente contra la fricción.

Y es que, para ir más rápido, hemos de desafiar a la fuerza de la gravedad.

Tren de levitación magnética de Shanghai

En China, el tren de levitación magnética Maglev utiliza imanes que lo elevan un centímetro sobre las vías.

Los imanes que se encuentran en los bajos del tren y en las vías crean un potente campo electromagnético.

Este sistema no utiliza imanes repelentes para elevar el tren, porque provocarían un equilibrio inestable.

En lugar de ello, los imanes se atraen entre sí y suspenden el tren en el aire.

Los generadores electromagnéticos instalados en el interior de las vías alternan su carga, atrayendo y repeliendo los imanes del tren.

Esto empuja y tira del tren hacia adelante.

Dado que no existe fricción con la pista, el tren puede desplazarse a velocidades muy superiores a las del tren bala.

Velocidad máxima: 581 km/h, 138 km/h más rápido que el tren bala.

Solo la resistencia aerodinámica limita su velocidad máxima, y dado que el tren no dispone de motor a bordo, el ruido aerodinámico es el único sonido perceptible mientras viajas en el tren de levitación magnética.

Los ruidosos trenes mecánicos tienen mucho trabajo por hacer si no quieren quedar obsoletos frente a este elegante deslizador electromagnético.


Ponte en contacto con nosotros