Máquinas: palancas, ruedas y poleas

Incluido en: Máquinas

Palancas, ruedas y poleas

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Solo existen seis tipos básicos de máquinas. Descubre más sobre las palancas, las ruedas y las poleas: ¿qué son y por qué son útiles?

Claves de aprendizaje

  • Arquímedes diseñó máquinas sencillas para mover y levantar objetos.
  • Las máquinas diseñadas por Arquímedes eran capaces de convertir una pequeña fuerza de entrada en una gran fuerza de salida.
  • Arquímedes diseñó poleas, palancas, ruedas y ejes.
  • Todavía hoy, las ideas básicas de Arquímedes encuentran aplicación en el diseño de maquinaria moderna.

Este video no tiene asociado ninguna Guía de Exploración Didáctica.

Desde hace cientos de años hemos utilizado las máquinas para simplificar nuestra vida.

Durante el Renacimiento, los científicos recurrían a los escritos del físico griego clásico Arquímedes para clasificar las principales máquinas simples que aún hoy utilizamos.

Arquímedes, 287 a.C. – 212 a.C.

Estas herramientas fueron diseñadas para aumentar la ventaja mecánica, es decir, la relación entre la fuerza obtenida y la fuerza aplicada.

También pueden modificar la dirección de la fuerza que se aplica sobre ellas.

Estos factores permiten realizar diferentes tareas con mayor facilidad.

Máquinas simples: pequeña fuerza aplicada → gran fuerza obtenida, pueden modificar la dirección de la fuerza.

Palancas

Las palancas son objetos rígidos que pivotan sobre un punto de apoyo llamado «fulcro».

Una pequeña fuerza aplicada sobre el brazo más largo de la palanca ejerce una gran fuerza en el brazo más corto.

Esto permite elevar objetos pesados con facilidad.

Según Arquímedes, si la palanca fuese lo suficientemente larga, ¡una persona podría levantar algo tan pesado como la Tierra!

Considerada a menudo como la mayor invención del hombre, la rueda es, probablemente, la máquina simple más utilizada.

Rueda y eje

Empleamos ruedas y ejes para desplazar objetos.

No solo reducen la fricción, sino que actúan como grandes palancas y aumentan la fuerza obtenida para facilitar el movimiento.

Poleas

Las poleas emplean el mismo método para reducir la cantidad de fuerza aplicada que necesitamos.

Se enrollan cuerdas alrededor de las ruedas para aumentar la fuerza obtenida y facilitar la elevación de los objetos.

Se utilizan habitualmente para izar objetos pesados como las velas de las embarcaciones.

Las ideas básicas que subyacen tras estas máquinas simples se aplican en la mayoría de las complejas máquinas actuales.

Estas nos permiten construir estructuras asombrosas cuya ejecución sería impensable solo con nuestras propias manos.


Ponte en contacto con nosotros