Montañas rusas

Incluido en: La aplicación de fuerzas

Montañas rusas

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Viaja por la montaña rusa y descubre cómo se combinan las fuerzas para proporcionar una de las experiencias más emocionantes que puede ofrecer un parque temático.

Claves de aprendizaje

  • Los vagones de las montañas rusas no cuentan con motores.
  • Las montañas rusas hacen uso de las fuerzas.
  • A lo largo de las vías de las montañas rusas existen electroimanes que sirven para dar momento a los vagones.
  • La salida, la caída libre, la aceleración y los bucles hacen que los viajes en montaña rusa sean excitantes.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La aplicación de fuerzas

La emoción de una montaña rusa...

Tal vez te sorprenda saber que la mayoría de las montañas rusas carecen de motor. En lugar de ello, aprovechan las distintas fuerzas para ofrecerte una experiencia emocionante...

Lanzamiento

Todo comienza al principio del recorrido con la fuerza electromagnética.

Los electroimanes de los raíles atraen o repelen a los imanes situados en los vagones de la montaña rusa, los propulsan hacia adelante y les imparten momento.

Greg Bryant, Ingeniero Mecánico - «Las antiguas montañas rusas tenían una cadena que te arrastraba hasta la cima de la primera caída, la primera montaña. Oías un clac, clac, clac cuando subías y sabías lo que te esperaba. Pero ahora muchas montañas usan electroimanes. Simplemente te sientas y te desplazas lentamente hasta que, de repente, te encuentras en la cima de la montaña a punto de iniciar la caída».

Caída libre

Cuando desciendes por la montaña, tu cuerpo cae en caída libre.

Esto ocurre porque tu cuerpo se acelera hacia el suelo, atraído por la gravedad.

Es algo parecido a la ingravidez y la razón por la que se te revuelve el estómago.

Aceleración

El vagón va aumentando o reduciendo la velocidad a medida que desciende o asciende por la pista.

Estas fuerzas de aceleración y deceleración son las que hacen que unas veces te sientas pegado al asiento y otras a punto de salir disparado.

El bucle

Pero la emoción por excelencia de la montaña rusa es el bucle.

En el bucle se produce un cambio constante de dirección y aceleración.

Tu cuerpo quiere seguir moviéndose en línea recta, pero la pista cambia de dirección y aplica una fuerza central que te obliga a girar alrededor del bucle.

La fuerza del bucle hace que te sientas mareado, ¡pero es la que te mantiene en tu asiento! Dado que carecen de motor, las montañas rusas recurren a la fuerza electromagnética, a la caída libre, a la aceleración y deceleración y a los cambios de dirección para propulsarse.

Estas fuerzas se combinan para proporcionarte una estimulante experiencia en la que tu cuerpo flota, tu corazón se acelera y tu estómago se revuelve.


Ponte en contacto con nosotros