¿Por qué cambian de color las hojas?

Incluido en: Los ácidos y las bases

¿Por qué cambian de color las hojas?

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

En una estanción determinada del año, el color de algunas hojas pasa de verde a amarillo y posteriormente al rojo. Descubre cuál es el rol de los pigmentos clorofílicos, carotenoides y antocianos en este cambio.

Claves de aprendizaje

  • El color de las hojas depende de qué moléculas de pigmento abunden más en las mismas.
  • La clorofila es el pigmento que confiere a las hojas su color verde y les permite convertir energía solar en energía química.
  • El caroteno es el pigmento que está detrás del cambio de color de las hojas a un amarillo anaranjado cuando caen las temperaturas en otoño.
  • La antocianina es el pigmento que hace que las hojas se vuelvan rojas, puesto que en otoño se acumulan más azúcares en las mismas.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Los ácidos y las bases

En el transcurso de un año, los árboles de hoja caduca sufren una transformación asombrosa.

Las complejas reacciones químicas dentro de cada hoja provocan intensos cambios de color en esta según la estación.

En primavera y verano, la mayoría de las hojas son de un verde intenso.

Esto se debe a un pigmento verde que hay dentro de las células de las hojas llamado «clorofila».

Clorofila

Este pigmento convierte la energía solar en energía química mediante un proceso conocido como «fotosíntesis».

Pero la clorofila es inestable.

La luz solar intensa hace que se descomponga, de manera que las plantas deben renovar continuamente su reserva de clorofila para mantener la fotosíntesis y conservar el verde intenso de sus hojas.

A medida que entra el otoño y las temperaturas bajan, las hojas dejan de producir la verde clorofila.

Otra molécula pigmentada, el caroteno, hace que se vuelvan de un color amarillo anaranjado.

Caroteno

El caroteno es el mismo pigmento que hace que las zanahorias sean naranjas.

Se produce en las células de las hojas durante todo el año, pero cuando coincide con la clorofila, las hojas siguen siendo verdes.

El caroteno es mucho más estable que la clorofila y, a diferencia de esta, perdura en otoño.

Algunas hojas también pueden ser de un rojo intenso.

Esto se debe a un tercer grupo de pigmentos, llamados «antocianinas».

Antocianina

Este es el mismo pigmento que da el color rojo a manzanas y uvas.

Las antocianinas se forman por una serie de reacciones entre los azúcares y las proteínas que hay en la savia de las células.

En otoño, estos pigmentos pueden acumularse en las hojas porque almacenan más azúcares en esta época del año.

El color de las hojas depende de cuál de los tres pigmentos –clorofila, caroteno o antocianina– se produce en mayor cantidad.

A medida que estas cantidades varían entre árboles y fluctúan durante el año, las hojas hacen un apasionante y colorido viaje.


Ponte en contacto con nosotros