¿Por qué es azul el cielo?

Incluido en: El Sol y las estrellas

¿Por qué es azul el cielo?

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

La composición atmosférica del cielo influye en los colores que vemos. Desde el azul del horizonte al rojo anaranjado de la puesta del Sol, ¿por qué vemos el cielo de distintos colores?

Claves de aprendizaje

  • La luz se compone de distintas longitudes de onda.
  • El cerebro humano percibe las distintas longitudes de onda de la luz como diferentes colores.
  • La luz solar es dispersada por las partículas de la atmósfera, lo que hace que el cielo parezca azul.
  • El violeta tiene la longitud de onda más corta, y el rojo, la más larga.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para El Sol y las estrellas

¿Por qué es azul el cielo?

¿De dónde viene ese color?

Y si el cielo es azul, ¿por qué parece rojo, naranja o rosa al atardecer?

Si miramos el arco iris veremos que la luz del sol está compuesta por un espectro de colores que abarca desde los rojos, naranjas y amarillos en un extremo, hasta los verdes, azules y violetas en el otro.

Este efecto también se produce cuando la luz atraviesa un prisma de cristal.

El prisma separa la luz según los colores, o para ser más exactos, según las longitudes de onda.

Los colores son la forma en que el ojo y el cerebro perciben la luz de las diferentes longitudes de onda.

El rojo tiene la longitud de onda más larga, por eso lo vemos en un extremo del espectro.

En el otro extremo se encuentra el violeta, cuya longitud de onda es la más corta.

Violeta = longitud de onda más corta. Rojo = longitud de onda más larga

La luz del sol se propaga por el espacio en línea recta.

Las ondas luminosas se propagan en línea recta

Pero cuando alcanza la Tierra comienza a dispersarse por las moléculas de los gases de la atmósfera.

Nuestra atmósfera está compuesta principalmente por nitrógeno y oxígeno, cuyos átomos tienen el tamaño justo para dispersar la luz azul que entra en contacto con ellos, pero permiten el paso de la luz que tiene mayor longitud de onda.

Este efecto se denomina «dispersión de Rayleigh».

Así que cuando miramos al cielo, lo que vemos en realidad es la luz azul que rebota en las moléculas gaseosas de la atmósfera.

Cuando el Sol está en su punto más alto, la luz solar atraviesa una cantidad relativamente pequeña de la atmósfera.

Pero cuando comienza la puesta de Sol, la luz debe recorrer una porción mayor de atmósfera hasta llegar a nosotros.

Llega un momento en el que los rojos y naranjas de mayor longitud de onda comienzan a imponerse porque hay mucha luz de menor longitud de onda dispersada por las moléculas de los gases. Por eso surge la fantástica gama de colores que vemos al atardecer.

Así que la próxima vez que mires al cielo, recuerda que los colores que ves se deben a los gases de la atmósfera.


Ponte en contacto con nosotros